Nuevas opiniones de la iglesia sobre el aborto

El Cardenal y Arzobispo de la ciudad de México, Norberto Rivera ha condenado en su homilía dominical a todos los grupos y asociaciones que promueven el aborto.

Según el Cardenal mexicano, el aborto no es un problema de salud pública, como afirman algunos y según opina, la sociedad que lo acepta y permite su legalización está “enferma” ya que se trata de una vida humana que merece un respeto. Es por ello por lo que según, el Arzobispo Primado de México quien aborta y quienes cooperan en la realización del mismo son excomulgadas automáticamente.

Rivera Carrera explicó que aunque la Iglesia católica apoya que se reconozca la protección del derecho a la vida desde la concepción hasta su muerte natural lo cual no sugiere que se castigue con cárcel si se aborta sino que se ha de centrar en cómo ayudar a la mujer que aborta a superar el trauma ya que según el pensamiento de las diferentes ramas de la iglesia (tanto católica, cristiana, evangélica u ortodoxa) el aborto es un crimen, un asesinato y por tanto un delito que no se debe despenalizar y por supuesto no se debe legalizar.

Por todos es sabido que existen varias corrientes dentro de la iglesia y sus distintas posturas frente al aborto.

Posturas

Sabemos que el aborto es una interrupción del embarazo antes de que el feto pueda desarrollar vida independiente. Sobre esto existen distintas posturas que desarrollamos a continuación.

La Iglesia católica es el grupo social que más se opone al aborto, de forma que su postura es clara y firme “La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de su concepción”. Según la iglesia, desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre ellos, el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida. Es por ello por lo que la iglesia según el nuevo Código de Derecho Canónico mantiene la excomunión automática para aquellos que provoquen un aborto voluntario.

Todo lo promulgado por la iglesia y grupos antiabortistas se rebate por los grupos que apoyan la libertad de elección y el aborto en el que la vida humana no comienza en la concepción, sino que es una cadena interrumpida que se remonta a los orígenes de nuestra especie, hace cientos de miles de años. Más allá de toda duda, cada espermatozoide y cada óvulo humano están vivos. Es obvio que no son seres humanos, por lo que lo mismo podría decirse de un óvulo fecundado.

La iglesia católica es una de las que más se ha posicionado respecto al aborto, negando por completo su apoyo a las personas que lo practican.

Anticonceptivos

Por otro lado, y ante la postura antiabortista de la iglesia católica, la rama mas conservadora tampoco admite la anticoncepción, por lo que según esta rama, los anticonceptivos al igual que el aborto son siempre nocivos.

El tema de la anticoncepción provoca bastantes críticas a la Iglesia católica ya que una gran mayoría creen que la oposición del Papa y de los obispos al uso de los anticonceptivos es algo anticuado, o que va contra los derechos de la mujer. Para los que apoyan la postura eclesiástica, “los métodos anticonceptivos dan un desorden, dañan el respeto hacia el hombre o la mujer, se hiere a la relación de pareja, se obstaculiza la confianza en la Providencia que es fundamental para la vida de todo cristiano”. Según su opinión, ellos “viven con serenidad la llegada de nuevos hijos”, sin manipular ni falsear aquellos actos de amor que unen a los esposos y que permiten el origen de cada nueva vida.

Sin embargo, la oposición al uso de los métodos anticonceptivos puede ser peligrosa ya que además de provocar embarazos no deseados, se incrementa mucho el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo en los países en vías de desarrollo.

La iglesia rechaza rotundamente el uso de métodos anticonceptivos alegando el derecho a la vida y el respeto a los esposos.

Un comentario

  1. usuario
    Mª Amparo

    Lo que realmente es un ataque a la libertad es la forma en que estos señores (que no señoras) se entrometen en la vida y la decisión de una mujer embarazada.

    Donde queda la libertad personal? El derecho a la vida de esa persona embarazada?
    Simplemente me gustaría lanzar estas preguntas para reflexionar.

    Es tan solo uno opinión, y respeto cualquier otra que pueda venir detrás.

    Gracias.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar