Semana 13 de embarazo: final del primer trimestre

Por (embrióloga).
Actualizado el 12/06/2018

Con la décimotercera semana de embarazo, se inicia el cuarto mes de gestación y termina el primer trimestre. Esto significa que el bebé ha conseguido superar su primera etapa de desarrollo con éxito y ahora el riesgo de aborto es menor.

La mujer ya habrá pasado también por su primer control del embarazo y habrá podido ver a su futuro hijo en una ecografía. Además, su vientre habrá aumentado notablemente en el último mes y, con 13 semanas, el embarazo ya será notable a la vista.

¿Cómo está el feto?

Los órganos y estructuras principales del feto ya se han formado en la semana 13 de embarazo y, a partir de este momento, se desarrollarán y aumentaran de tamaño con gran rapidez.

La medida del feto con 13 semanas es de unos 7-8 cm y su peso alcanza los 13-22 g.

El rostro del feto se parece más al de un bebé, aunque su cabeza sigue siendo grande: sus ojos ya están más juntos, su frente está elevada y abultada, las orejas también se han desplazado hacia delante, etc.

Otros cambios que pueden apreciarse en el crecimiento fetal con 13 semanas son los siguientes:

  • Desarrollo del cerebro: los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho comienzan a conectarse y las fibras motoras que controlan los movimientos maduran.
  • Sistema hematológico: los glóbulos rojos encargados de transportar el oxígeno se forman en el hígado.
  • Los genitales externos ya pueden distinguirse.
  • Las asas intestinales se sitúan dentro de la cavidad abdominal, cuya pared está ya cerrada, y el cordón umbilical pasa a través del ombligo ya formado.
  • Todos los huesos de la mano y las huellas digitales de sus dedos ya se han formado.

Además de todo esto, el feto se encuentra muy activo dentro del saco amniótico, ya que se mueve con libertad flotando en el líquido amniótico.

Cambios en la madre

El cambio más importante en la mujer con trece semanas de embarazo es el aumento de peso y el ensanchamiento del cuerpo. El vientre puede verse más abultado y, a partir de ahora, la mujer tendrá que comprarse ropa más holgada que no le apriete.

Otros síntomas y cambios en el cuerpo de la mujer con 13 semanas de gestación son los siguientes:

  • Los pechos aumentan de volumen, las aureolas también se hacen más grandes y se oscurecen.
  • Molestias y punzadas en la pelvis a causa del crecimiento del útero. Pueden haber tirones de los ligamientos encargados de unir el útero a la pared abdominal.
  • Retención de líquidos, lo cual provoca hinchamiento de pies y tobillos.
  • Molestias intestinales, ardor, acidez, gases y estreñimiento.
  • Aparición de estrias.
  • Dificultad para respirar, taponamiento de la nariz y sangrado de encías por el aumento del volumen sanguíneo.

El cansancio y las náuseas de las primeras semanas de embarazo desaparecen en este cuarto mes. La mujer se siente con más energía y es ahora cuando realmente empieza a disfrutar de la gestación.

Recomendaciones

Las mujeres embarazadas deben cuidarse en todo momento para que el bebé pueda crecer sano y fuerte. Además, un estilo de vida saludable también las ayudará a sentirse mejor y reducir los síntomas molestos.

En cuanto a la alimentación, hay que tener en cuenta que las necesidades calóricas en el segundo trimestre de gestación oscilan entre las 2.100 y 2.500 calorías diarias, en función de la actividad física de cada una, que deberán ingerirse con una dieta sana y equilibrada. También es importante incluir mucha fibra en la dieta para reducir el estreñimiento.

Para combatir la retención de líquidos, la mujer tendrá que mantenerse activa, salir a pasear, reducir la sal en las comidas, no usar tacones altos ni pantalones muy ajustados, entre otras recomendaciones.

En general, es muy importante practicar algún deporte o hacer ejercicio físico de intensidad moderada durante el embarazo, ya que esto ayudará a fortalecer la musculatura para poder soportar el peso extra.

Por otra parte, puesto que las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir caries, sería conveniente hacer una visita al dentista.

Vacuna contra la gripe

A partir de la semana 13 de embarazo, la mujer ya puede vacunarse contra el virus de la gripe si es el periodo de vacunación (octubre y noviembre).

Antes de este tiempo de gestación, no es posible aplicar dicha vacuna porque el feto se encuentra en su periodo máximo de desarrollo y formación de los órganos.

En general, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja a las embarazadas ponerse la vacuna contra la gripe en el segundo y tercer trimestre de gestación.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo hacerme una ecografía en la semana 13 de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Aunque lo más habitual es hacerse la ecografía en la semana 12 o antes para la prueba del triple screening, también podría hacerse en la semana 13 de embarazo.

¿Cuántos meses son 13 semanas de gestación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La semana 13 corresponde a la primera semana del cuarto mes de gestación. Igualmente, también se corresponde con la última semana del primer trimestre de embarazo.

Puedes leer más sobre esto aquí: Cuatro meses de embarazo.

¿Qué síntomas tiene la madre en la semana 13 de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Lo más habitual con 13 semanas de embarazo es haber ganado algo de peso, al mismo tiempo que el cuerpo cambia de forma y se pierde la silueta de la pelvis. También es probable que aumenten las molestias ocasionadas por el estiramiento del útero, la acidez o la angustia.

Otro posible síntoma es la ralentización intestinal. Los músculos lisos, aquellos que no presentan movimiento voluntario, se vuelven más lentos con el embarazo. Por ello, el tránsito intestinal es más lento y se necesita más tiempo para digerir la comida.

¿Qué son las estrías?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Las estrías son líneas que aparecen en determinadas partes del cuerpo como consecuencia de un estiramiento brusco de la piel, que rompe las fibras de colágeno y elastina. Se suelen localizar en abdomen, caderas, pechos, muslos o glúteos.

La piel seca y una mala alimentación favorecen su aparición, así como un exceso hormonal. Algunos estudios también indican que tienen un componente hereditario.

Durante el embarazo, es conveniente hidratar bien la piel, beber mucha agua y cuidar la alimentación para evitar la aparición de estrías. También puede ayudar un ejercicio físico moderado y masajes en las zonas afectadas.

Para más información sobre esto, puedes seguir leyendo aquí: Estrías en el embarazo.

Lectura recomendada

La próxima semana será la número 14 de gestación. Poco a poco el feto va teniendo más forma humana. Puedes seguir leyendo sobre el crecimiento fetal en el siguiente artículo: La semana 14 de embarazo.

Si quieres obtener más información sobre cómo debe ser la dieta durante todo el embarazo, te recomendamos entrar en el siguiente post: Dieta durante el embarazo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.