¿Cuándo he de consultar si no me quedo embarazada?

El factor tiempo es el principal enemigo para concebir un hijo, ya sea de forma natural o mediante las técnicas de reproducción asistida que existen hoy en día (inseminación artificial, FIV, ICSI…).

Cuanta más edad tenga una mujer que quiere tener un bebé, de peor calidad será su reserva ovárica y por lo tanto, más problemas tendrá a la hora de quedarse embarazada.

Es por ello que es fundamental detectar cuándo es el momento idóneo para acudir al especialista. Aquí van una serie de consideraciones a tener en cuenta cuando no se consigue una fecundación de modo natural y nos hace sospechar de que la pareja puede padecer problemas de infertilidad:

  • La pareja ha de acudir a ponerse en tratamiento a la clínica de fertilidad si tras un año de mantener relaciones sexuales sin protección no ha conseguido el embarazo en el caso que la mujer tenga más de 30 años, y a los 6 meses si la mujer tiene más de 37 años. Es importante recordar que esto es una recomendación general y que cada caso habrá que tratarlo de manera personalizada.
  • Existen otras causas que también pueden provocar la visita al especialista incluso antes de lo recomendado anteriormente, como son: reglas irregulares, ocurrencia de abortos previos y/o infecciones pélvicas y de varón (próstata).

Actitud frente al tratamiento de fertilidad

Afrontar un tratamiento para combatir la infertilidad no es fácil ya que se trata de un proceso largo y costoso. Es por ello que es fundamental adquirir una actitud positiva y perseverante de cara a recibir los diferentes tratamientos que sean necesarios para cada mujer, sin dejar que se convierta en una obsesión.

Puesto que es un problema de la pareja, tanto el hombre como la mujer deben de ir juntos a la consulta, en primer lugar para ofrecerse un apoyo continuo y en segundo lugar porque el diagnóstico para el tratamiento contra la infertilidad debe hacerse a ambos.

Un comentario

  1. usuario
    Amanda

    Tengo 27 años y me costó 7 meses quedarme embarazada, ya estaba asustada y estábamos hablando a ver si es que teníamos un problema. Menos mal que al final se quedó en nada. Es cierto, no hay que obsesionarse.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar