La píldora anticonceptiva influye en la reserva ovárica

Un reciente estudio danés afirma que las mujeres que recurren a métodos anticonceptivos hormonales como la píldora anticonceptiva o el anillo vaginal presentan niveles inferiores de hormona antimülleriana (AMH), esta hormona es un importante indicador de la reserva ovárica, aunque explica que los efectos se pueden revertir.

Anticonceptivos hormonales

Esta investigación fue presentado en la reunión anual de la ESHRE (Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana) para averiguar si existen marcadores biológicos que puedan predecir la capacidad reproductiva de una mujer antes de que haya intentado quedarse embarazada.

Durante el año 2009 se observaron a más de 60.000 usuarias de pastillas anticonceptivas, en las cuales se comprobó que al dejar de tomarla, los ciclos volvían a la normalidad en poco tiempo y su probabilidad de quedar embarazada durante los siguientes seis meses era la misma que en mujeres que no habían utilizado este método anticonceptivo, alrededor del 22%.

Marcadores de reserva ovárica

No obstante, siempre ha existido la duda de si el efecto prolongado (muchos años) por utilizar la píldora tenía un efecto en la salud reproductiva de estas mujeres. En el estudio presentado por el Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca) demostraron que la píldora presenta un efecto supresor en dos marcadores de la reserva ovárica que predicen la cantidad de ovocitos que presenta una mujer, como son el recuento de folículos primarios y la cuantificación de hormona antimülleriana (AMH).

Número de óvulos

Cabe destacar que las mujeres nacen con un número determinado de ovocitos, a partir de la pubertad, con la llegada de la primera menstruación un número de estos ovocitos maduran hasta que finalmente se desarrolla un óvulo maduro en cada ciclo ovárico. Este ciclo sigue cada mes hasta la llegada de la menopausia, por lo que es de vital importancia para la fertilidad conocer el estado de la reserva ovárica.

Concretamente el estudio indicó que las mediciones de folículos primarios fueron un 16% menores y la AMH un 19% menor que en las mujeres que no utilizan métodos anticonceptivos hormonales. El volumen de ambos ovarios también se vio disminuido en un rango de 29 al 52%, siendo el grupo de las mujeres más jóvenes (de 19 a 30 años) las más afectadas. Estos resultados se repitieron para todos los anticonceptivos hormonales, ya que píldora, anillo vaginal y parches actúan de la misma manera.

Una de las científicas impulsoras del estudio, Kathrine Birch Petersen explica que les sorprendió el efecto medido en la AMH, los folículos primarios y el volumen ovárico. Todos ellos parámetros predictivos de la reserva ovárica. Aunque el resultado es reversible, puesto que cuando las mujeres dejaron el anticonceptivo, los valores volvieron atrás.

Para esta investigadora “el problema es que cuando tomas la píldora debido a la supresión hormonal no eres capaz de sentir tu propio cuerpo, así que no sabes si sigues siendo fértil o estás entrando en la menopausia.”

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar