Mejorar la estimulación ovárica

El doctor Paul Devroey aportó unas cuantas claves sobre cómo mejorar la estimulación ovárica en los tratamientos de reproducción asistida en la ponencia que ofreció en el IV Congreso Internacional del IVI.

El IV Congreso Internacional del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) reunió a muchas personalidades del mundo de la medicina reproductiva que arrojaron luz a una serie de temas en aras de mejorar los resultados de los tratamientos de fertilidad que se desarrollan en la actualidad.

El doctor Paul Devroey fue una de esas personalidades. Devroey es el director del Centro de Medicina Reproductiva de Bruselas y el descubridor de la técnica ICSI . El doctor en su ponencia hizo hincapié en la estimulación ovárica. Bajo el título “Estimulación del presente es el pasado de mañana” Devroey comentó algunos de los asuntos que hay que tener en cuenta en este proceso en un tratamiento de reproducción asistida.

El doctor aseguró que para alcanzar una mayor claridad en el diagnóstico hay que considerar una serie de parámetros como la endocrinología, el comportamiento del endometrio o los factores espermáticos. Además, se deben tener en cuenta los resultados de los tratamientos de reproducción asistida en cuanto a tasas de partos únicos, alta implantación y embarazos.

En cuanto al tema principal, es importante investigar la incidencia del Síndrome de Hisperestimulación Ovárica (SHO) en nuestros días. Según Devroey “no es aceptable que en la actualidad una mujer joven padezca este síndrome iatrogénico”.

El doctor destaca en este sentido el “uso antagonista de la GnRH para la regulación a la baja y un agonista de la misma para desencadenar la ovulación en pacientes con riesgo de padecer este síndrome”.

Otro aspecto importante que resaltó es la técnica de crioconservación de los ovocitos. Al respecto, Devroey incidió en que, hasta el momento, no se ha estado teniendo en cuenta la receptividad endometrial. Basándose en diversos estudios, se ha observado que los embriones que se han obtenido después de un proceso de fertilización de ovocitos descongelados “muestran un buen comportamiento cuando son sustituidos en un ciclo natural o artificial sin estimulación”

Por otro lado, destacó la conveniencia de realizar la implantación en el quinto día frente a realizarla en el tercero.

Devroey aportó en sus conclusiones tres claves a considerar para obtener mejoras en un tratamiento de reproducción asistida. En primer lugar, el uso de agonista de la GnRH para desencadenar la ovulación. En segundo lugar, la optimización de la tecnología en la crioconservación y en tercer lugar, la sustitución de un embrión para evitar embarazos múltiples.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar