Decidir cuándo ser madre: ¿detener el reloj biológico?

Gracias a los métodos anticonceptivos disponibles se ha producido la separación de la sexualidad y la reproducción. Esto permite ayudar a las mujeres a decidir cuándo es el mejor momento para ser madres (en el caso de que quieran serlo).

La calidad y cantidad de óvulos disponible en el ovario (reserva ovárica), disminuye exponencialmente a partir de los 35-37 años, por lo que la probabilidad de concebir a partir de este momento es menor.

Cada vez son más la mujeres que deciden retrasar la maternidad, llegando incluso a tener su primer hijo a partir de los 40. Los motivos principales son, generalmente, no tener una pareja estable, querer mejorar en su carrera profesional antes de tener hijos o no tener estabilidad económica.

Preservar la fertilidad

Actualmente, existe un método que permite conservar la fertilidad femenina a pesar de la edad de la mujer. Se trata de la vitrificación de óvulos, un proceso de congelación ultra-rápida en nitrógeno líquido.

Esta congelación permite obtener los óvulos en la edad reproductiva óptima, que es el momento en el que tienen mayor calidad, y preservarlos, hasta que la mujer decida que es el momento para ser madre, manteniendo sus cualidades.

Así, la mujer puede utilizar estos óvulos en un tratamiento de fecundación in vitro cuando considere que es el momento oportuno, ya que la vitrificación permite mantener los óvulos congelados de forma indefinida sin que sufran ningún daño.

El proceso de vitrificación de ovocitos consta de 3 fases:

  • La estimulación del ovario de la paciente mediante inyecciones de hormonas: permite conseguir la maduración de varios óvulos al mismo tiempo.
  • La punción ovárica: consiste en extraer los óvulos directamente del ovario. Se realiza con anestesia.
  • La vitrificación de los óvulos para criopreservarlos en nitrógeno líquido a -196º.

La mejor edad para vitrificar óvulos es en la veintena, ya que es el momento de mayor fertilidad en la vida de una mujer. Aún así, es posible congelar óvulos en cualquier momento, no hay un límite de edad.

Desde Sanitas, se recomienda hacer la vitrificación antes de los 35 años para poder tener mejores resultados en el momento en el que se decida ser madre.

Ventajas de congelar óvulos

La vitrificación de óvulos tiene principalmente dos grandes ventajas:

  • Evitar el aumento de alteraciones genéticas en los óvulos, propio de mujeres de más edad.
  • Preservar la calidad de los óvulos al mantener intactas sus características.

Gracias a la vitrificación de óvulos, muchas mujeres pueden ser madres en un futuro con sus propios óvulos mediante fecundación in vitro y sin necesidad de utilizar óvulos de donante.

Un comentario

  1. usuario
    Helen

    Yo congelé óvulos en año pasado, con 32. Siempre he tenido claro que quiero ser madre pero aún no tengo pareja y prefiero esperar. Cuando me enteré de que podía hacer esto de preservarlos no dudé y lo hice, que luego si acabo queriendo ser madre a los 40 por lo menos tengo mis garantías de que podré serlo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar