Ser madre a partir de los 40 años: posibilidades y riesgos

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 09/08/2018

La maternidad tardía es algo cada vez más habitual en nuestra sociedad. Hoy en día, la mujer prioriza centrarse en su vida profesional y no decide tener hijos hasta haber conseguido una estabilidad económica.

El problema de retrasar la maternidad hasta los 40 años es la disminución de la fertilidad. Por desgracia, la edad biológica para ser madre se encuentra entre los 20 y 30 años, aproximadamente. Sin embargo, esto no siempre coincide con la edad ideal en la que cada una desea tener un hijo.

Afortunadamente, cada vez hay mayores avances en la reproducción asistida que permiten ser madre a una edad avanzada y, además, España es uno de los países con mejores profesionales y más clínicas de fertilidad.

Edad biológica para ser madre

La fertilidad de la mujer empieza con la llegada de la primera menstruación. Aproximadamente un año después de tener periodos regulares, sobre los 16 años, la mujer ya está preparada para ser madre desde el punto de vista biológico.

Esta fertilidad se mantiene intacta hasta los 27 años, momento en el cual empieza a diminuir poco a poco y, a partir de los 35 años, la reserva ovárica desciende drásticamente.

A pesar de todo ello, lo más normal hoy en día es que las mujeres no estén preparadas para ser madres cuando el reloj biológico lo indica. Entre desarrollar una carrera profesional, tener estabilidad emocional y económica, y buscar pareja la que así lo desee, es fácil plantarse con treinta y tantos años en el mejor de los casos.

Este cambio en la sociedad actual y la tendencia a retrasar la maternidad han provocado que muchas mujeres sean madres por primera vez con 40 años.

Además, en muchas ocasiones, estos embarazos son fruto de las técnicas de reproducción asistida, pues la probabilidad de conseguir un embarazo natural con más de 40 años es del 5% aproximadamente. Es más, después de los 45 años, será prácticamente imposible quedarse embarazada con los óvulos propios.

El Dr. Gorka Barrenetxea, especialista en Ginecología y Obstetricia, nos comenta en el siguiente vídeo cómo varía la fertilidad con los años. Además, desde su experiencia, nos indica que:

El hecho social de que retrasemos la maternidad está afectando a que cada vez más parejas encuentren problemas y acudan a un centro de reproducción asistida.

La edad sí influye, fundamentalmente en el componente femenino.

Opciones reproductivas

Con 40 años, lo más probable es que la mujer tenga una reserva ovárica más disminuida que en años anteriores. Esto significa que el número de óvulos disponibles para dar lugar a un embarazo es cada vez menor y, además, su calidad también se encuentra afectada por el envejecimiento de los ovarios.

A todo esto, hay que sumar la acumulación de mutaciones genéticas y aneuploidias en los óvulos debido a la edad, lo cual aumenta el riesgo de aborto espontáneo o, lo que es peor, el nacimiento de un niño enfermo.

Para evitar que esto suceda y poder tener un hijo sano con más de 40 años, la reproducción asistida cuenta con las técnicas más adecuadas.

Preservar la fertilidad

Gracias a la técnica de vitrificación de óvulos, hoy en día es posible retrasar la maternidad sin que la probabilidad de éxito se vea seriamente afectada.

Después de una estimulación ovárica controlada, es posible obtener un número elevado de óvulos que serán congelados para su futuro uso. Estos óvulos pueden permanecer vitrificados durante largos periodos de tiempo sin que su calidad se vea afectada.

Además, la tasa de supervivencia de los óvulos después de su desvitrificación es superior al 90%.

Lo más recomendable para todas aquellas mujeres que deseen aplazar la maternidad a una edad más avanzada es congelar sus óvulos antes de los 30 años, cuando su reserva ovárica aún es óptima.

La preservación de la fertilidad es la técnica más sencilla y adecuada para poder tener un hijo biológico una vez pasados los 40 años.

Si quieres obtener todos los detalles sobre esta técnica reproductiva, puedes seguir leyendo aquí: La preservación de la fertilidad.

FIV con DGP

En caso de no haber congelado los óvulos a una edad más temprana, las mujeres con 40 años o más todavía tienen la posibilidad de convertirse en madres gracias a la fecundación in vitro (FIV).

Para ello, es necesario contar con una reserva ovárica que aún permita obtener suficientes óvulos después de una estimulación ovárica.

No obstante, la tasa de éxito de la FIV con óvulos propios con más de 40 años es baja, ya que es probable que los óvulos sean defectuosos y den lugar a embriones no viables.

Por esta razón, es muy recomendable hacer un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) que permita seleccionar y transferir solamente los embriones que sean sanos.

Si quieres conocer todos los detalles de está técnica de reproducción asistida, puedes seguir leyendo aquí: ¿Qué es el DGP?

Ovodonación

Si la reserva ovárica de la mujer ya es muy baja y, aunque se haga una estimulación con medicación hormonal, no se consiguen suficientes óvulos de calidad para hacer una FIV, será necesario recurrir a una ovodonación.

Las donantes de óvulos son chicas sanas y jóvenes que no tienen enfermedades genéticas ni sistémicas. Sus óvulos son de muy buena calidad y permiten a las mujeres con edad avanzada cumplir su sueño de ser madres.

La tasa de éxito de la ovodonación en mujeres de 40 años es del 37,6% (tasa de parto), que contrasta bastante con la tasa del 12,2% cuando se utilizan óvulos propios, según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Gracias a la FIV con óvulos donados, muchas mujeres consiguen cumplir su sueño: ser mamá con más de 40 años.

La FIV con ovodonación es el tratamiento que más engaños y dudas genera. La transparencia es uno de nuestros rigurosos criterios a la hora de recomendar clínicas. Puedes usar esta "herramienta" para filtrar las clínicas que cumplen nuestros criterios de selección y además obtener un informe con todos los detalles para resolver tus dudas y evitar engaños.

Riesgos del embarazo

Una vez superada la dificultad de conseguir un embarazo con 40 años, la mujer debe afrontar las 40 semanas de gestación hasta el nacimiento de su bebé.

El riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo con esta edad es elevado, tanto para la madre como para el feto. A continuación, vamos a comentar las más importantes:

Además, como hemos dicho, si el embarazo se ha producido con óvulos propios, el riesgo de alteraciones cromosómicas es elevado. Por ejemplo, el nacimiento de niños con síndrome de Down, síndrome de Edwards o síndrome de Patau son más frecuentes en mujeres de 40 años.

Por ello, es muy importante hacerse todas las pruebas prenatales indicadas, como el triple screening, la biopsia corial o la amniocentesis.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo hacer un tratamiento de fertilidad en la Seguridad Social con 40 años?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La edad máxima para hacer un tratamiento de reproducción asistida por la Seguridad Social son los 40 años. No obstante, si la mujer llevaba años previos en la lista de espera y cumple los 40, es posible que el hospital acepte hacerle al menos un intento de FIV.

¿Es posible ser madre a los 40 por tercera vez?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Evidentemente, no será un embarazo igual que los anteriores si ha pasado mucho tiempo. Es probable que las molestias y síntomas sean peores: más náuseas, más gases, más aumento de peso, etc. Además de todos los riesgos que ya hemos comentado en un embarazo de 40 años.

Por otra parte, un tercer embarazo posiblemente implique que la mujer también tenga que cuidar a los 2 hijos previos en función de la edad que tengan, lo cual conlleva a un desgaste mucho mayor que en los embarazos anteriores.

¿Qué cuidados debe tener una mujer embarazada con 40 años?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Un embarazo añoso necesitará más cuidados y controles que el de una mujer más joven. En primer lugar, es esencial que la mujer mantenga unos hábitos de vida saludables: hacer ejercicio físico, comer frutas y verduras, no beber alcohol ni fumar, etc.

Es importante seguir todas las recomendaciones del médico, controlar el peso, la tensión y acudir a los controles de forma rutinaria.

¿Cuáles son los posibles riesgos de tener un embarazo con 40 años?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Son varias las patologías que pueden aparecer con mayor frecuencia a medida que aumenta la edad de la madre, como es el caso de la hipertensión y la diabetes, sobre todo en mujeres con sobrepeso u obesidad.

Por otra parte, las tasas de aborto y parto prematuro también son mayores en madres mayores de 40 años.

En cuanto a patologías como el Síndrome de Down, el riesgo a los 30 años es de uno entre 400 casos, a los 40 años es de uno entre 100 y a los 45 años es de uno entre 30 casos.

También es más habitual recurrir al parto por cesárea, ya que el parto natural conlleva más riesgos de hemorragias, desgarros, inercia uterina y desprendimiento de la placenta.

Lectura recomendada

Algunas mujeres todavía deciden retrasar aún más la maternidad y deciden intentar un embarazo con casi 50 años. Si quieres seguir leyendo sobre esto, puedes entrar en el siguiente post: ¿Se puede ser madre con 50 años?

Si tienes más de 40 años y necesitas ayuda para ser madre, puedes consultar toda la información sobre los tratamientos de reproducción asistida en el siguiente artículo: Técnicas de reproducción asistida.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Sauer M, Paulson R, Lobo R 1990 A preliminary report on oocyte donation extending reproductive potential to women over 40. New England Journal of Medicine 323, 1157–1160.

Preguntas de los usuarios: '¿Puedo hacer un tratamiento de fertilidad en la Seguridad Social con 40 años?', '¿Es posible ser madre a los 40 por tercera vez?', '¿Qué cuidados debe tener una mujer embarazada con 40 años?' y '¿Cuáles son los posibles riesgos de tener un embarazo con 40 años?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra. Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Especialista en Ginecología y Obstetricia (MIR). Tiene más de 30 años de experiencia y ejerce como profesor titular de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Es también profesor en el Máster de Fertillidad Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Vicepresidente de la SEF. Más sobre Dr. Gorka Barrenetxea Ziarrusta
Número de colegiado: 484806591
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.