Ser madre a partir de los 30 años – Ventajas e inconvenientes

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 22/02/2021

Hoy en día es muy habitual que una mujer llegue a los 30 años sin haber tenido hijos. Este hecho puede deberse a que la mujer no desea la maternidad, o a que ha tomado la decisión de retrasar el momento de quedarse embarazada.

En el segundo caso, la decisión puede ser más o menos forzada por sus circunstancias personales. No haber alcanzado una estabilidad laboral, económica o sentimental son motivos frecuentes por los que una mujer decide aplazar el momento de tener hijos y ser madre a los 30.

Sin embargo, el tiempo es oro y esto también se cumple cuando hablamos, sobre todo, de fertilidad femenina.

Edad materna avanzada (EMA)

Aunque a priori nos parezca que aún es joven, en general, se considera como edad materna avanzada a partir de los 35-38 años. No en vano, se recomienda acudir a una consulta de infertilidad si no se ha conseguido el embarazo tras 1 año de relaciones sexuales sin protección, o tras 6 meses si la mujer es mayor de 35 años.

Esto es debido a que la fertilidad femenina está estrechamente relacionada con la edad, de tal manera que empieza a encontrarse un declive en las capacidades reproductivas de la mujer a partir de los 35 años aproximadamente. Por tanto, podríamos decir que hay un punto de inflexión a mediados de la treintena en la fertilidad femenina.

Ventajas de ser madre a partir de los 30 años

Parece evidente que, si se ha retrasado la maternidad hasta los 30 años para tener cierta estabilidad económica y sentimental, la situación será más propicia para afrontar la llegada de un bebé. En muchas ocasiones, ser madre a los 30 también permite a estas mujeres tener una dedicación que antes no hubieran podido ofrecer a su descendencia.

Por otro lado, la madurez y la experiencia que ha adquirido una persona mayor de 30 años serán de gran ayuda para la educación del futuro hijo.

Además, si se ha esperado durante cierto tiempo a que llegara el momento oportuno para quedarse embarazada, las ganas y la ilusión con las que se vivirá la gestación serán insuperables. Esta planificación también evitará que la mujer sienta que ha tenido que dejar cosas de lado por cumplir su sueño de ser madre.

Inconvenientes de quedarse embarazada a los 30

El primer inconveniente que puede encontrarse una mujer que desea quedarse embarazada a partir de los 30 años es la propia dificultad para obtener el embarazo. La reserva ovárica de una mujer, es decir, el número de óvulos que contienen sus ovarios, va disminuyendo hasta agotarse por completo en la menopausia.

Sin embargo, no solo se ve reducida la cantidad de óvulos, sino que también disminuye la calidad de los mismos. Esto está estrechamente relacionado con la tasa de aneuploidías (alteraciones del número de cromosomas), lo que va a dar lugar a una mayor probabilidad de aborto espontáneo o de tener bebés con síndrome de Down, por ejemplo.

Por tanto, la edad materna constituye un factor importante a la hora de evaluar el riesgo de aneuploidía fetal. No obstante, hoy día también existen cribados prenatales no invasivos que pueden descartar ciertas anomalías cromosómicas frecuentes del feto con una muestra sanguínea de la madre.

Pese a ello, también existen otros riesgos relacionados con el embarazo a partir de los 30:

Todos estos factores deben tenerse en cuenta a la hora de tomar la decisión de cuándo afrontar una maternidad.

Embarazo a partir de los 30 por TRA

En cuanto a las técnicas de reproducción asistida (TRA), el éxito de estos tratamientos también se ve influido por la edad. La tasa de embarazo y de nacido vivo tras TRA disminuyen progresivamente por encima de los 35 años de la mujer. Además, la baja respuesta a los tratamientos de estimulación ovárica es más común en mujeres mayores de 35 años. Esto supone un aumento en la tasa de cancelación por baja respuesta con la edad.

Sin embargo, la reproducción asistida ofrece ciertas técnicas que pueden paliar, en cierta medida, los efectos de la edad avanzada sobre la fertilidad femenina. Estas técnicas son el test genético preimplantacional y la donación de ovocitos o embriones.

Además, aquellas mujeres que tengan claro que no desean ser madres por el momento, pero sí en un futuro, pueden preservar su fertilidad.

Test genético preimplantacional

El test genético preimplantacional o PGT es una técnica que consiste en realizar un estudio genético de los embriones antes de ser transferidos al útero. De esta manera, solo serán transferidos a la madre los embriones que han obtenido un resultado favorable en el estudio genético.

Si quieres saber más sobre el test genético preimplantacional, puedes pinchar aquí: ¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional o DGP?

Donación de ovocitos o embriones

La donación de ovocitos permite quedarse embarazada a mujeres de edad avanzada que ya no pueden utilizar sus óvulos propios para TRA porque no responden bien a los tratamientos de estimulación ovárica o porque su reserva ovárica está prácticamente agotada. En España, las donantes de óvulos son menores de 35 años, por lo que se asume que sus óvulos son de gran calidad.

Además, también es posible la donación de embriones sobrantes de otras parejas que se han sometido a un tratamiento de FIV y ya han culminado su deseo reproductivo.

Puedes leer más acerca de la donación de ovocitos en este artículo: ¿Qué es la ovodonación y cuál es el precio del tratamiento?

Preservación de la fertilidad

La preservación de la fertilidad es una técnica que permite conservar los óvulos en frío, sin alterar su calidad, por un proceso denominado vitrificación. Esto es una buena alternativa para aquellas mujeres que desean ser madres, pero todavía no están preparadas por motivos personales, económicos y/o sociales.

Para ello, la mujer se somete a un tratamiento de estimulación ovárica que permitirá obtener un mayor número de ovocitos mediante punción ovárica. Seguidamente, los ovocitos se vitrificarán y se almacenarán en frío hasta que la mujer decida quedarse embarazada, en este caso, por técnicas de fecundación in vitro (FIV).

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

Si estás interesada en obtener más información sobre esta técnica, te recomendamos leer este artículo: La preservación de la fertilidad: congelar óvulos y esperma

Preguntas de los usuarios

¿A partir de qué edad es recomendable hacerme un PGT?

Por Dra. Elena Santiago Romero (ginecóloga).

El PGT es una técnica que permite estudiar el cariotipo del embrión y se indica por varios motivos. Uno de ellos es la edad de la mujer. A partir de los 38 años recomendaremos realizarlo tras una FIV porque sabemos que la tasa de embrión alterado cromosómicamente (aneuploide) aumenta exponencialmente respecto a mujeres más jóvenes y, a mayor edad, menor será la probabilidad de tener embriones sanos.

Esto explica que la probabilidad de embarazo sea cada vez menor con el paso del tiempo, al igual que la probabilidad de aborto vaya aumentando con los años.

¿Podré quedarme embarazada de manera natural a los 35 años?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Sí, pero es importante saber que dependerá de la reserva ovárica de cada mujer, es decir, del número de óvulos que contienen sus ovarios.

La reserva ovárica de una mujer empieza a disminuir de manera más acusada a mediados de la treintena. Sin embargo, esto no significa que la mujer haya perdido ya por completo su capacidad para quedarse embarazada de manera natural.

Además, si hubiera problemas para conseguir la gestación, las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a conseguir este propósito.

¿Cuándo debo acudir a una consulta de infertilidad?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

En general, la recomendación es acudir a una consulta de infertilidad cuando no se ha conseguido la gestación tras 1 año de relaciones sexuales no protegidas.

Sin embargo, hay ciertas excepciones en las que no tiene sentido una espera tan larga, como puede ser una lesión anatómica o un trastorno funcional, tanto en el hombre como en la mujer, que impiden la fecundación.

En el caso de la mujer, se recomienda acudir tras 6 meses de relaciones sexuales no protegidas o, incluso, directamente, en situaciones como pueden ser: edad mayor de 35 años, amenorrea u oligomenorrea mayor de 6 meses, enfermedad inflamatoria pélvica, cirugía abdominal, patología uterina, tubárica u ovárica, endometriosis o enfermedad de transmisión sexual.

Lecturas recomendadas

Si vas a ser madre a partir de los 40 años, puedes visitar este enlace: Ser madre a partir de los 40 años: posibilidades y riesgos

Si lo que deseas es información acerca de cómo influye la edad materna avanzada en el embarazo, te recomendamos que leas este artículo: ¿Cómo influye la edad avanzada de la madre en el embarazo?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Alviggi C, Humaidan P, Howles CM, Tredway D, Hillier SG. Biological versus chronological ovarian age: implications for assisted reproductive technology. Reprod Biol Endocrinol. 2009 Sep 22;7:101.

Baird DT, Collins J, Egozcue J, Evers LH, Gianaroli L, Leridon H, Sunde A, Templeton A, Van Steirteghem A, Cohen J, Crosignani PG, Devroey P, Diedrich K, Fauser BC, Fraser L, Glasier A, Liebaers I, Mautone G, Penney G, Tarlatzis B; ESHRE Capri Workshop Group. Fertility and ageing. Hum Reprod Update. 2005 May-Jun;11(3):261-76.

Balasch J. Ageing and infertility: an overview. Gynecol Endocrinol. 2010 Dec;26(12):855-60.

Balasch J, Gratacós E. Delayed childbearing: effects on fertility and the outcome of pregnancy. Fetal Diagn Ther. 2011;29(4):263-73

Blickstein I. Motherhood at or beyond the edge of reproductive age. Int J Fertil Womens Med. 2003 Jan-Feb;48(1):17-24.

Howles CM, Kim CH, Elder K. Treatment strategies in assisted reproduction for women of advanced maternal age. Int Surg. 2006 Sep-Oct;91(5 Suppl):S37-54.

Johnson JA, Tough S; SOGC GENETICS COMMITTEE. Delayed child-bearing. J Obstet Gynaecol Can. 2012 Jan;34(1):80-93.

Khoshnood B, Bouvier-Colle MH, Leridon H, Blondel B. Impact de l'âge maternel élevé sur la fertilité, la santé de la mère et la santé de l'enfant [Impact of advanced maternal age on fecundity and women's and children's health]. J Gynecol Obstet Biol Reprod (Paris). 2008 Dec;37(8):733-47. French.

Lamarche C, Lévy R, Felloni B, de Mouzon J, Denis-Belicard E, Huss M, Maubon I, Aknin I, Seffert P. Prise en charge en Assistance médicale à la procréation des femmes de 38 ans et plus: résultats d'une enquête à propos de 84 couples [Assisted reproductive techniques in women aged 38 years or more]. Gynecol Obstet Fertil. 2007 May;35(5):420-9. French.

Liu K, Case A; REPRODUCTIVE ENDOCRINOLOGY AND INFERTILITY COMMITTEE. Advanced reproductive age and fertility. J Obstet Gynaecol Can. 2011 Nov;33(11):1165-1175.

Ng EH, Ho PC. Ageing and ART: a waste of time and money? Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2007 Feb;21(1):5-20.

Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine. Aging and infertility in women. Fertil Steril. 2006 Nov;86(5 Suppl 1):S248-52.

Templeton A, Morris JK, Parslow W. Factors that affect outcome of in-vitro fertilisation treatment. Lancet. 1996 Nov 23;348(9039):1402-6.

Preguntas de los usuarios: '¿A partir de qué edad es recomendable hacerme un PGT?', '¿Podré quedarme embarazada de manera natural a los 35 años?' y '¿Cuándo debo acudir a una consulta de infertilidad?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Elena Santiago Romero
Dra. Elena Santiago Romero
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI. Con varios años de experiencia como ginecóloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Dra. Elena Santiago Romero
Número de colegiado: 282864218
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.