Lesiones a un bebé durante el parto

Si nos remontamos al 17 de junio de hace siete años, podremos conocer los hechos ocurridos de la sentencia que se ha dictado hace unas semanas por la sección sexta de la Audiencia con sede en Vigo.

El ginecólogo, cuyo nombre no se ha facilitado y es referido con sus iniciales J.R.F., lleva el embarazo de un matrimonio de la misma ciudad. Tras un embarazo sin riesgo aparente, en la última revisión hecha, el 16 de junio, el citado ginecólogo detecta un latido fetal anómalo, citando a la paciente para la mañana siguiente con intención de inducir el parto.

A las 24 horas de la visita el latido fetal ya era patológico, no pudiendo llegar a practicar una inducción sino una cesárea de urgencia, con consecuencias graves del bebé, siendo la principal, la hipoxia intrafetal, también conocido como falta de oxígeno cerebral, sumado a un estado bastante deprimido del bebé, con un test de Apgar de 3.

Según parece y las pruebas de testigos del acto apuntan, esto podría haberse evitado actuando de urgencia en el momento de no encontrar un latido fetal normal en la última visita realizada.

De hecho la sentencia citada ha sido a favor de los demandantes, cuya hija tiene desde el nacimiento parálisis cerebral, epilepsia parcial y retraso psicomotor. El fallo ha sido de 725 mil euros para la hija nacida y de 50 mil euros para los padres de la niña por daños morales.

Causas

Los traumatismos o lesiones en el parto, gracias a la tecnología y ciencia, a día de hoy, son cada vez más raros, pero aún todavía, se escucha alguna que otra noticia como la que nos abarca.

Muchas veces se producen por el tamaño del bebé o su posición, por ser prematuro, porque la madre no tenga un tamaño adecuado de pelvis para poder hacer un parto vaginal o porque el parto dure en exceso.

Todas estas causas pueden dar lugar a diferentes patologías, como son las diferentes parálisis, faciales o del plexo braquial, alguna fractura, marcas en la cabeza del bebé debido a un parto instrumentado o hemorragias de algún tipo, como las conjuntivas o en la cabeza.

Por todo ello y en la medida de lo posible, hay que minimizar los riesgos con una madre gestante y el futuro bebé.

Lesión medular durante el parto

El embarazo es un estado en el que la madre gestantes debe cuidar cualquier afección que se note, pero el poder conseguir el embarazo, muchas veces está contraindicado con alguna enfermedad ya existente en la madre.

En el caso de lesión medular no existe esta contraindicación, incluso mujeres con tetraplejia puede quedar gestantes sin ningún tipo de riesgo ni para ellas ni para el bebé, sólo hay que llevar un control más exhaustivo si cabe, de la evolución de la gestación, porque una afección muy importante además de peligrosa es la disreflexia autónoma, caracterizada por hipertensión acusada, que le sigue con bradicardias y arritmias, pudiendo tener desenlaces fatales.

A pesar de que se ven pocos casos, anualmente aumenta entre 10 y 20 casos.

2 comentarios

  1. usuario
    Alex

    contradigo con Dori. Existen personas que tienen un puesto o trabajo solo por el dinero y no por la pasion de servir.

    no creo que el error nos haga humanos, es la constante evolucion y
    la tecnologia que nos separa de los animales.

    Hay que hacer las cosas mejor y poner atencion, si puedes con el trabajo hay muchas otras personas que si quieren servir y hacer el bien

  2. usuario
    Dori

    Es increíble que sigan sucediendo estas cosas con los avances científicos y los conocimientos que tenemos hoy en día. Aún así, y aunque sea duro de escuchar para las familias que han pasado por ello, lo cierto es que por muy profesionales que seamos en nuestro trabajo, al fin y al cabo, somos personas y no máquinas.

    No hay nada más humano que el error, pero lamentablemente a veces esos errores, además de humanos, son mortales.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar