Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 31/08/2011

Mejorar la asistencia en el parto en países en vías de desarrollo.

Según un informe de Naciones Unidas, invertir más en la asistencia al parto podría salvar la vida de millones de bebés y de muchas mujeres que mueren cada año como consecuencia de la falta de recursos sanitarios y personal adecuado que les atienda a la hora de dar a luz. Es por ello por lo que aumentar el acceso a personal sanitario especializado, como matronas, se ha convertido en una prioridad dentro de la salud global en los países con alta tasa de mortalidad infantil y durante el parto.

En los países en vías de desarrollo, la búsqueda de la maternidad presenta un alto riesgo de mortalidad materna, tanto durante el periodo de gestación como durante el parto. Según un reciente informe de Naciones Unidas, cada año 358.000 mujeres y 3,6 millones de recién nacidos mueren a causa de complicaciones del parto y del embarazo. Este informe ha recopilado datos de los partos en dichos países durante los últimos 35 años y se ha recogido información de un total de 58 países en los que se ha observado que existe un alto grado de muerte materna durante el parto.

Según dicho informe, un aumento en el número de personal sanitario y sobre todo del número de matronas en dichos países, puede proporcionar los cuidados de las embarazadas y de los recién nacidos, así como generar la asistencia al parto e incluso prestar servicios de atención primaria.

También pueden poner en contacto a las mujeres con los servicios de emergencia obstétrica cuando sea necesario. Por ello, se ha visto que nueve de los países incluidos en el informe tales como Camerún, Chad, Etiopía, Guinea, Haití, Níger, Sierra Leona, Somalia y Sudán necesitan multiplicar el número de matronas por un factor entre 6 y 15.

Por todo ello, aumentar el acceso a estos profesionales sanitarios es una de las prioridades para reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materno-infantil y la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria para el año 2015, tres de los objetivos acordados por la comunidad internacional como Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.