Virus del Zika durante el embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 09/02/2016

El virus del Zika es un flavivirus transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Este mosquito es también vector de otras infecciones como dengue, la fiebre amarilla y el chikungunya.

La infección por este virus no es grave y los síntomas son generalmente leves. Sin embargo, si el contagio se produce durante el embarazo, las consecuencias para el feto pueden ser alarmantes.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Evolución del Zika

Los primeros casos de infección por Zika fueron en los años 50 en África tropical, pero desde el año 2007 aproximadamente se han descubierto casos nuevos en el Pacífico y el Sudeste asiático y en 2015 el virus consiguió llagar a Brasil.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la alerta internacional por la propagación del virus, estableciendo así un estado de emergencia sanitaria internacional en los últimos meses.

Síntomas de la infección por Zika

Cuando una persona se contagia por este virus no necesariamente desarrolla la enfermedad Zika. De hecho, aproximadamente el 75% de los infectados no sabe que ha sido contagiado debido a la ausencia de síntomas o la poca severidad de los mismos.

Entre los síntomas que pueden aparecer, destacamos los siguientes:

  • Fiebre no muy alta (menor a 38,5°C)
  • Dolores articulares y musculares
  • Inflamación leve de articulaciones
  • Erupción maculopapular (manchas rojas con ligero relieve)
  • Enrojecimiento de los ojos que puede llevar a causar conjuntivitis sin pus
  • Dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Cansancio

Normalmente, estos síntomas aparecen en grado leve por lo que no se les presta demasiada importancia o se confunden con síntomas de otra patología o alteración.

El tratamiento más adecuado es el adoptado comúnmente ante un catarro o una gripe: consumir líquido en abundancia, reposo y paracetamol.

Microcefalia en recién nacidos

Como vemos, los síntomas de la infección por Zika son leves y pasan tras un periodo de incubación de entre 3 y 10 días aproximadamente. Lo que realmente supone una amenaza y por lo que las autoridades han establecido el estado de emergencia es el contagio en embarazadas.

Aunque la relación directa todavía no ha sido demostrada, la OMS intuye una supuesta relación entre el aumento de los casos de microcefalia en neonatos y la infección por Zika.

Los datos de la OMS indican que actualmente son ya 24 los países afectados por este virus, siendo Brasil el más afectado por la epidemia. En este país, se han diagnosticado 1 millón y medio de infecciones y más de 4000 nacimientos de bebés afectados por microcefalia.

La microcefalia se relaciona a retraso y pérdida de audición y visión en los recién nacidos.

Por ahora, Brasil es el único país en el que se relacionada la infección y la malformación fetal, pero es posible que esto se deba a que las malformaciones no se han detectado todavía, puesto que, al ser intrauterinas, no pueden confirmarse con seguridad hasta el nacimiento.

Prevenir el contagio

Aunque, como hemos indicado, todavía no hay demostración científica de la relación directa, en algunas zonas del continente americano donde el riesgo de picadura de mosquitos con Zika es más elevado, se está recomendando a las mujeres evitar el embarazo como prevención.

También se está recomendando a las mujeres ya embarazadas evitar en la medida de los posible viajar a las zonas o países de mayor riesgo de infección por el Zika.

Se aconseja tomar precauciones para evitar las picaduras de mosquitos, tales como utilizar repelentes, llevar ropa que cubra los brazos y piernas, dormir en habitaciones con mosquiteras o con las ventanas cerradas, etc.

A día de hoy no hay vacuna ni cura por lo que solo se puede actuar para reducir los síntomas y aumentando las medidas de prevención.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.