Riesgo de coágulos después del parto

El riesgo de sufrir coágulos sanguíneos permanece elevado durante 3 meses después del parto, más del doble de lo que se pensaba. Así lo afirma el último estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine.

Las embarazadas son más propensas a sufrir coágulos debido al aumento natural de sustancias coagulantes en la sangre que se producen para evitar el sangrado excesivo durante el parto.

Estos coágulos pueden provocar derrames, ataques de corazón y otros problemas.

Los accidentes cerebrovasculares son bastante inusuales pero devastadores cuando ocurren y fatales en un 10% de las ocasiones. Los coágulos en las piernas sólo causan dolor, pero pueden ser fatales si suben a los pulmones.

Existe la idea de que, una vez han dado a luz, ya no tienen que preocuparse por los coágulos. Pero lo cierto es que el riesgo persiste algún tiempo después del parto.

El estudio recogió datos de 1.7 millones de madres primerizas de California. De ellas, 1015 desarrollaron coágulos, 248 sufrieron derrames, 47 ataques cardiacos y 720 tuvieron coágulos en las piernas o pulmones.

El riesgo de tener un coágulo era 11 veces mayor durante las primeras seis semanas tras el parto y 2 veces mayor desde la semana 7 hasta la 12. Después, el riesgo se reduce hasta los niveles normales del resto de la población.

Riesgo de coágulos sanguíneos

Los autores del estudio recomiendan a las mujeres que acaban de dar a luz que busquen ayuda médica de inmediato si sienten alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor o presión en el pecho
  • Problemas al respirar
  • Hinchazón o dolor en una pierna
  • Dolor de cabeza agudo y repentino
  • Pérdida de visión, habla o equilibrio
  • Pérdida de fuerza en un lado del cuerpo

Por otro lado recuerdan que la hipertensión y el tabaquismo incrementan el riesgo de tener coágulos.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar