Bajo peso al nacer aumenta el riesgo de tener problemas de fertilidad

Un estudio publicado en la revista British Medical Journal Open afirma que las niñas que nacen con bajo peso tienen el doble de posibilidades de tener problemas de fertilidad cuando sean adultas. Los autores sugieren que la restricción del crecimiento uterino puede afectar al desarrollo de los órganos reproductores.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Linköping (Suecia) está basado en 1206 mujeres nacidas a partir de 1973 que acudieron a centros de fertilidad entre 2005 y 2010.

El 4% de las mujeres había nacido de forma prematura, otro 4% lo hizo con bajo peso y el 6% de los bebés fueron inesperadamente pequeños.

La causa de la infertilidad (femenina, masculina, combinada o desconocida) fue obtenida a través de los registros médicos de los pacientes mientras que los datos sobre el tamaño y peso al nacer fueron facilitados por el registro  nacional de nacimientos de Suecia.

La infertilidad se debió a la mujer en el 38,5% de los casos, mientras que se debió al hombre en menos del 27% de los casos. En el 7% de los casos se detectaron causas combinadas y en el restante 28% no se pudo determinar el origen del problema.

Peso y fertilidad

Las mujeres con problemas de fertilidad presentaban, de media, un peso más elevado que el resto. Esto confirma que el exceso de peso es un factor de riesgo para la infertilidad.

Por otro lado, los datos confirman que las mujeres que tuvieron bajo peso al nacer eran 2,5 veces más propensas a tener problemas de fertilidad. También aquellas mujeres que nacieron muy pequeñas presentaron 3 veces más de probabilidades de ser infértiles.

La explicación que ofrecen los autores se basa en la restricción del crecimiento en el útero, que puede afectar al desarrollo del aparato reproductor.

Una investigación previa relaciona la restricción del crecimiento fetal con una ovulación reducida.

Bajo peso al nacer e infertilidad

Es la primera investigación de este tipo y serán necesarios otros estudios para llegar a unas conclusiones definitivas y fiables. Además, el tamaño de la muestra estudiada es relativamente pequeño y en un área reducida, por lo que los resultados pueden ser circunstanciales.

Si se confirmase la relación entre la infertilidad y el bajo peso al nacer podrían predecirse más problemas de fertilidad en el futuro.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar