Relación entre el parto prematuro y la depresión durante el embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 01/08/2012
Síguenos en Instagram

Un artículo publicado en la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology indica que las embarazadas con signos de depresión clínica tienen un mayor riesgo de parto prematuro que el resto antes de la semana 37 de embarazo.

El estudio se realizó en 14175 mujeres evaluadas entre el 2003 y el 2011 por investigadores del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Sistema de Salud de la Universidad NorthShore, Illinois.

Las mujeres con depresión presentaron un 14 % de partos prematuros, frente al 10% de las mujeres sin síntomas depresión.

Los resultados no prueban que la depresión sea la causa directa, pero considerando otros factores como la edad y la etnia de la madre, los autores consideran que la depresión sí que aumenta el riesgo de que se adelante el parto.

Hay otras variables como el tabaquismo, el consumo de alcohol o el peso de la madre antes del embarazo que los investigadores no tuvieron en cuenta, por lo que pueden existir otras explicaciones respecto al parto prematuro de estas mujeres.

Opciones de tratamiento

El 9% de las mujeres encuestadas presentó síntomas de depresión. Se planteó estudiar si el tratamiento mejora los resultados, pero los científicos consideraron que no era ético privar de tratamiento a un grupo de mujeres como control.

En estos casos es importante informar a las embarazadas depresivas de los síntomas de alarma del trabajo de parto prematuro como presión en la pelvis, sangrado vaginal y contracciones cada 10 minutos. De esta forma se pueden administrar fármacos para detener el trabajo de parto prematuro o retardar el parto.

También es importante que las mujeres que no quieran tomar fármacos durante su embarazo recurran a psicoterapia o grupos de apoyo.

Finalmente recomiendan realizar test de depresión a las embarazadas ya que supone un beneficio tanto para la madre como para la familia por lo que debería considerarse por médicos y embarazadas. A pesar de ello, este test se realiza a menos del 50% de las embarazadas de EE.UU.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Sarai Arrones
Sarai Arrones
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Curso de especialización en criopreservación de gametos, embriones y tejidos animales. Embrióloga en activo especializada en Reproducción Asistida. Más sobre Sarai Arrones

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.