Baja eficacia de los parches de nicotina en el embarazo

Un grupo de investigadores del Hospital Universitario de la Pitie-Salpetriere de París ha realizado un estudio cuya conclusión es que se requieren tratamientos alternativos a los actuales para ayudar a las mujeres embarazadas a dejar el tabaco, y lo han publicado en la revista científica BMJ, British Medical Journal.

Tras analizar el comportamiento con respecto al abandono del tabaco de 402 mujeres embarazadas que fumaban como mínimo 5 cigarrillos al día los investigadores confirmaron que los parches de nicotina no eran efectivos aplicados a embarazadas.

La nicotina es perjudicial para el feto

Estudio de la eficacia de los parches de nicotina

Las gestantes que participaban en el estudio se encontraban en un estado de gestación de 12 a 20 semanas, y se dividieron en dos grupos: las del primer grupo usaron parches de nicotina de 16h y las del segundo grupo parches de placebo inactivo, desconociendo qué parche llevaba cada cual.

Contando con asesoramiento externo para dejar de fumar se estableció una evaluación mensual, encontrando que de cada grupo dejaron de fumar un 5,5% de mujeres con parche de nicotina y un 5,1% del grupo de control, del parche de placebo, lo que indica que no hay una diferencia clara que esté relacionada con la ayuda del contenido de nicotina de los parches, sino que en ambos grupos lo que prima es la fuerza de voluntad para dejar de fumar.

Aún más, aquellas mujeres a las que se les aplicaba el parche durante la gestación presentaban unos niveles más elevados de presión arterial, lo que hace que los investigadores propongan que en los futuros estudios de terapia de reemplazo de nicotina en mujeres embarazadas se hace necesario tener en cuenta los efectos de la misma en la presión arterial, según se indica en un comunicado de prensa.

Ayuda para dejar de fumar en el embarazo

El Dr. Ivan Berlin, jefe del equipo de investigación afirma “Son resultados decepcionantes, y deberían animar a que se hicieran esfuerzos para evaluar nuevos tratamientos que sean con medicamentos y sin ellos”. Y defiende que el respaldo de la conducta parece ser la mejor arma para lograr dejar de fumar, ya que la investigación apunta a que el uso de parches de nicotina no supone un sustancial cambio respecto a las mujeres control.

Concluye que, aunque sería demasiado precipitado abandonar la terapia de reemplazo de nicotina completamente, se requiere orientar las investigaciones para identificar tratamientos de mayor eficacia para ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de fumar.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar