Las células cancerígenas pueden atravesar la placenta y causar enfermedades en el feto

El Instituto de Investigación del Cáncer en Surrey informó que los bebés se enfermarían a partir de células cancerígenas del cuerpo de la madre que atraviesan la constitución de la placenta.

13 de octubre 2009

Aunque las dudas sobre el origen de las células cancerígenas en un bebé no nato se vienen formulando hace varios años, sólo después de la investigación llevada a cabo por el Instituto de Investigación del Cáncer en Surrey (Reino Unido) se habría comprobado que dichas células poseen la capacidad de cruzar la placenta, siendo por ello, deducible que son maternas.

Los estudios se efectuaron a raíz del caso de una madre de 28 años a la que se le diagnosticó leucemia un tiempo después de dar a luz; diagnosticándosele posteriormente la misma enfermedad a su hija de once meses.

El análisis clínico supervisado por el científico Mel Greaves fue presentado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Con claridad se pudo ver que se trata de una “coincidencia clónica de células” entre madre e hijo, afirmó Greaves.

En base a otros estudios realizados se dio a conocer que las células de leucemia que puede tener un bebé como derivado de las de su madre no eran detectadas como intrusas por el ADN del nuevo ser de forma que no se activaba su eliminación. Así es como permanecerían en el organismo del niño desarrollándose, sin que el sistema inmune del niño pueda hacer algo por evitarlo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar