¿Cómo se hace la asignación de donantes de óvulos?

Para asegurar el éxito de los tratamientos con donación de óvulos, es necesario que la selección de las donantes se lleve a cabo rigurosamente. En este artículo os contaremos qué valoramos en FIV Recoletos a la hora de decidir si una ovodonante es apta o no y cómo se realiza la asignación a las receptoras.

¿Qué criterios se tienen en cuenta?

La selección de las donantes de óvulos es un proceso que está regulado de forma estricta tanto legal como médicamente. La Ley 14/2006, sobre Técnicas de Reproducción Asistida, establece que la ovodonante debe:

  • Estar sana, tanto física como psicológicamente
  • Ser mayor de edad
  • Tener, como máximo, 35 años para garantizar una calidad ovocitaria óptima

También es necesario tener en cuenta criterios médicos para asegurar la compatibilidad entre la receptora y la donante. De esta manera, se garantiza la máxima afinidad inmunológica y fenotípica (características físicas).

Con esta finalidad, las donantes deben someterse a varias pruebas médicas para evaluar su estado de salud y antecedentes médicos propios y familiares.

¿Qué exámenes se realizan?

Para evaluar la idoneidad de las potenciales donantes de óvulos, se realiza un examen físico y ginecológico que incluye las siguientes pruebas:

  • Citología para descartar, entre otras cosas, la presencia de células cancerosas en el cuello uterino.
  • Cultivos vaginales para asegurar que no existe ninguna enfermedad de transmisión sexual o poder tratarla adecuadamente en el caso de que la haya.
  • Ecografía del aparato reproductor para evaluar la reserva ovárica y que no existe ninguna alteración que pueda dificultar el proceso de donación.
  • Exploración física para descartar otras alteraciones no detectables mediante ecografía.

También se realizan análisis sanguíneos para determinar:

  • Estado hormonal de la donante.
  • Descarte de posibles enfermedades infecciosas (hepatitis, VIH, sífilis…).
  • Grupo sanguíneo para garantizar la compatibilidad entre donante y receptora.
  • Cariotipo y determinados análisis genéticos, según el protocolo de cada centro, para detectar anomalías cromosómicas o enfermedades genéticas transmisibles a la descendencia.

Además, las posibles donantes deben completar un cuestionario psicológico para asegurar su salud psicológica, ya que es uno de los requisitos para poder ser aceptada en el programa de donación.

¿Qué se hace después de aceptar a la donante?

Una vez la donante ha sido aceptada como tal, expresa su consentimiento a realizar el proceso de donación mediante un documento legal. En éste también renuncia a conocer la identidad de la receptora, ya que la donación en España es un proceso anónimo para ambas partes.

Por ese mismo motivo, la receptora solamente podrá saber algunos datos básicos de la donante como edad y grupo sanguíneo.

Cabe destacar que, a pesar de que se pueda proporcionar una información básica, en todo momento debe mantenerse la confidencialidad en el proceso de donación.

Cuando se supera esta fase legal, nuestros médicos especialistas en reproducción asistida realizan la asignación de los ovocitos a las receptoras mediante un proceso de matching. Éste consiste en comparar los perfiles de receptoras y donantes disponibles para encontrar aquellos con una mejor compatibilidad. De esta manera, se maximizan las probabilidades de éxito en el tratamiento, garantizando la máxima afinidad inmunológica y fenotípica (características físicas como altura, peso, color de ojos, de pelo, de piel, etc.).

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar