Regulación del desarrollo embrionario y aparición de Cáncer a posteriori

Un estudio aporta nuevos datos sobre el mecanismo responsable de coordinar el desarrollo embrionario; la vía de señalización Wnt se encarga de decidir la función que tendrá cada una de las células del embrión. Tras nacer, la vía Wnt debe seguir funcionando y cualquier fallo en su funcionamiento puede acarrear la aparición de diferentes tipos de cáncer.

Todo nuestro organismo se rige por una serie de señales que interconectan nuestros diferentes aparatos: digestivo, nervioso, cardíaco, etc., esto viene a ser como si el cuerpo humano fuese una tela de araña por la que se envían señales de un sitio a otro; son sus consecuentes respuestas celulares. El que las señales funcionen, no funciones o lo hagan a medias, depende de que nuestro organismo evolucione correctamente.

Señales químicas, eléctricas,… en estas se basa todo nuestro organismo y una de las más recientemente estudiadas es la de la vía de señalización Wnt. Este estudio se ha llevado a cabo en el Centro Alemán para la Investigación del Cáncer en Heidelberg, dirigido por Christof Nierhs y el doctor en Bioquímica Sergio P. Acebrón y ha sido publicado recientemente en la revista Sciencie.

El estudio ha consistido en “seguir” una cascada de señales que se da en el embrión y que se encarga de decirles a las células cuál va a ser su función en dicho embrión, es decir, si pasarán a formar parte del tronco, de la cabeza o de las extremidades. Una vez ejecutada esta acción y formado el embrión, esta tediosa red de señalización sigue funcionando en el individuo ya nacido, bien sea bebé, joven o adulto.

Cuando falla esta señalización, la vía Wnt, pueden empezar a producirse una serie de catástrofes a nivel celular, acabando con la creación de diferentes tipos de cáncer (todo depende de la ubicación), siendo uno de los más frecuentes cuando hablamos del aparato digestivo, el cáncer de colon, producido por un crecimiento celular desproporcionado y descontrolado en esta localización.

Todas las señales pasan al interior de la célula a través de unos anclajes, que son los receptores. Para la Wnt, el receptor se llama Lrp6, y se ha visto que utiliza una serie de proteínas que participan en el proceso. La más importante es el receptor de prorenina (que se había relacionado previamente con la hipertensión y por ello, podría verse ampliado este campo también), es decir, que si no hay receptor de prorenina, la Wnt no se uniría a su receptor de membrana Lrp6 y, como consecuencia, no se activarían la cascada de señalización apropiada.

Todo esto se ha estudiado tanto en animales como en humanos, por lo que genera resultados muy alentadores para algunas enfermedades reguladas bajo la vía de la Wnt, puesto que las dianas para estas señales son extracelulares, lo que facilita el efecto de los fármacos.

Un comentario

  1. usuario
    carla

    la regulacion y la aparicion del cance es algo peligroso y cmun mente pueda causar la muerte………………….

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar