El embarazo aumenta el riesgo de accidentes de tráfico

Por (embrióloga).
Actualizado el 19/05/2014

Según afirma un artículo publicado en Canadian Medical Association Journal, el embarazo se asocia con un mayor riesgo de accidente de tráfico grave con atención médica de emergencia durante el segundo trimestre.

Estos accidentes suponen, tanto para la madre como para el bebé, riesgo de muerte fetal, discapacidad crónica y atención médica de urgencia.

Los autores del estudio analizaron 507262 embarazadas para averiguar si los síntomas propios del embarazo como son las náuseas, fatiga, insomnio y distracción pueden aumentar el riesgo de accidente de tráfico por un error humano.

Durante los 3 años previos al embarazo, las mujeres sufrieron 177 accidentes al mes mientras que en el segundo trimestre de embarazo, esas mujeres sufrieron 252 accidentes mensuales.

Por tanto, según las estadísticas, 1 de cada 50 mujeres embarazadas sufrirá un accidente de tráfico durante su gestación mientras conducen un coche.

El médico y autor principal del estudio, Donald Redelmeier, explica que las embarazadas suelen dar poca importancia a los accidentes de tráfico, pese a los elevados riesgos para la salud.

Estos resultados no indican que la mujer deje de conducir, sino que lo haga con más cuidado. Se debe evitar el exceso de velocidad y las distracciones, se debe respetar siempre la señalización vial y utilizar el cinturón de seguridad.

Un buen cuidado prenatal debe incluir también una conducción segura.

Riesgo de accidentes de tráfico

Cinturón de seguridad especial para las embarazadas

Muchas mujeres utilizan mal este dispositivo durante el embarazo. Colocan la banda diagonal por detrás de la espalda o por debajo del brazo, se sientan sobre la banda pélvica o usan una pinza para mantenerla holgada.

Estas prácticas suponen numerosas carencias de seguridad por lo que se recomienda utilizar un cinturón especializado durante la gestación que proteja a la madre y al bebé.

Algunas empresas han diseñado cinturones de seguridad especiales para embarazadas, que se adaptan mejor a su anatomía y, por tanto, reducen el impacto en un accidente de tráfico. De esta forma se reduce también el riesgo de daño fetal.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Sarai Arrones
Sarai Arrones
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Curso de especialización en criopreservación de gametos, embriones y tejidos animales. Embrióloga en activo especializada en Reproducción Asistida. Más sobre Sarai Arrones

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.