El miedo a proseguir durante el embarazo con el tratamiento para una enfermedad mental es consecuencia del desconocimiento

Por (licenciada en ciencias y artes de la comunicación y graduada en derecho).
Actualizado el 20/05/2009

Las enfermedades mentales que muchas mujeres dejan de tratar pueden ocasionar daños en sus hijos, sin embargo para dejar el tratamiento es mejor informarse sobre los pros y los contra de esta acción. Los médicos opinan que existe al respecto un miedo infundado.

Las mujeres embarazadas dejan sus tratamientos psiquiátricos sin pensar en el daño que pueden ocasionar en sus hijos

27 abril 2009

El desconocimiento que tienen muchas mujeres acerca de los tratamientos que reciben en lo que se refiere a enfermedades mentales durante el periodo de gestación es la primera causa por la cual las pacientes dejan de seguir estos tratamientos que son sumamente importantes para que su salud se vea protegida de algunas enfermedades, tanto físicas como psíquicas.

Las patologías mentales requieren de tratamientos continuos, que no se vean afectados por un periodo de pérdida de la toma de medicinas, ya que este hecho puede desembocar en que una recaída de la enfermedad lleve a la paciente a un estado aún más grave en que se ponga en riesgo no sólo la salud propia sino también la del niño que lleva en su vientre.

Para que estos casos graves sean evitados lo mejor es que la paciente sea bien informada para que no actúe de manera desesperada y sin base. Es, por el contrario, este hecho el que más problemas puede acarrear en las futuras madres porque una acción llevada a cabo sin la necesaria información sobre los beneficios y peligros, y sobretodo, tomando en cuenta el estado de la enfermedad de la paciente, puede ocasionar que la madre gestante represente un riesgo para el feto.

Al respecto de este tema, cabe mencionar que hasta el 5 por ciento de los neonatos cuentan con malformaciones congénitas relacionadas con el empleo de medicamentos que utilizan las mujeres por males mentales.

Luis Pacheco, psiquiatra y encargado de organizar la Jornada extraordinaria de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría ha dicho que “La existencia de un miedo infundado explica esta errónea práctica, toda vez que la suspensión de un tratamiento en una patología mental grave suele conllevar riesgos mucho mayores para la madre y para el feto”.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 María Sánchez Montes
María Sánchez Montes
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Redactora periodística y gestión de redes sociales. Gerente general en Stratega Consulting Perú SAC. Más sobre María Sánchez Montes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.