Marihuana durante el embarazo

El retraso en el crecimiento fetal y la microcefalia al nacer están asociados a alteraciones cognitivas, de la memoria y de la conducta durante la infancia. El tabaquismo durante el embarazo, se sabe, perjudica al crecimiento fetal, pero los estudios sobre los posibles efectos de la marihuana no habían arrojado datos certeros aún. Dicha investigación fue llevada a cabo por Hannan El Marroun del Centro Médico de la Universidad de Erasmo en Rotterdam.

Tabaquismo y embarazo

Para este nuevo estudio los investigadores han seguido a más de 7.000 mujeres embarazadas, de las cuales el 3 por ciento había reconocido haber fumado marihuana al menos durante las etapas iniciales del embarazo. Se realizaron ultrasonidos para seguir de cerca al crecimiento fetal durante los tres trimestres.

Se vio que los bebés nacidos de consumidores de marihuana tienden a pesar menos y tienen cabezas más pequeñas que los demás bebés. Es más, cuanto más tiempo una mujer había usado marihuana estando embarazada, mayor era el impacto en el tamaño del bebé al nacer, lo cual sugeriría que la droga es la responsable.

Mientras que la mayoría de las consumidoras de marihuana del estudio también fumaban cigarrillos, aquella droga parecería tener efectos mucho más marcados y variados que los del tabaco. La marihuana mostró efectos más drásticos sobre la talla al nacer que el tabaco. Los resultados sugieren que el consumo de marihuana puede tener efectos irreversibles sobre el crecimiento fetal.

En total, 214 mujeres dijeron que habían consumido marihuana antes y durante las instancias iniciales del embarazo. De éstas el 81 por ciento dejaron de fumar después de enterarse de que estaban embarazadas, pero 41 mujeres continuaron fumando marihuana durante el embarazo.

Bebé y báscula

Tamaño del bebé

Las mujeres que habían fumado sólo durante la primera etapa de su embarazo dieron a luz a bebés 156 gramos menos que los bebés nacidos de mujeres que no habían consumido esta droga. Las mujeres que habían continuado fumando durante el transcurso del embarazo tuvieron niños que eran 277 gramos más delgados que el promedio.

Empleando ultrasonidos se determinó que el uso de marihuana sólo durante las primeras etapas del embarazo produce un retraso en el crecimiento fetal de alrededor de 11 gramos por semana, mientras que el consumo de esta droga durante todo el embarazo retarda el crecimiento fetal aproximadamente 14 gramos por semana. Eso puede comparase con los resultados obtenidos de mujeres fumadoras de tabaco, cuyos fetos presentan un déficit de 4 gramos por semana.

Según el equipo de El Marroun, el uso de marihuana en estas madres podría frenar el crecimiento fetal por varias razones. Al igual que el consumo de tabaco, puede privar al feto de oxígeno. También es posible que los productos derivados de la marihuana afecten directamente a los sistemas nervioso y hormonal del feto en pleno crecimiento.

Las mujeres embarazadas que consumen marihuana pueden tener otros factores en sus vidas, tales como una dieta poco saludable o estrés crónico que podrían contribuir al deficiente crecimiento fetal. Para evitar esto, cuentan los investigadores, las mujeres que fumen deben dejar de hacerlo antes siquiera de quedar embarazadas.

Un comentario

  1. usuario
    Jermonia

    La verdad es que hay que estar muy mal de la cabeza para fumar marihuana estando embarazada. Pobre bebé, una mujer debe pensar en el bien para su hijo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar