Se ha desarrollado una técnica no invasiva para determinar el sexo del bebé en la octava semana de embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 10/09/2009

Gracias a una prueba no invasiva, como lo es la prueba de sangre, los médicos podrán saber el sexo del bebé en el segundo mes de gestación.

11 agosto 2009

Por medio de una prueba de sangre realizada a las madres en la octava semana de embarazo es posible determinar cuál es el sexo del bebé que se espera. En el Instituto Bernabeu se ha logrado llevar a cabo un mecanismo para poder establecer el sexo del niño o niña analizando el ADN perteneciente al feto que se traslada hasta el plasma de la sangre de la madre.

Este proceso, por el cual muchos investigadores han invertido años de investigación, calmará el anhello de los padres por saber si el hijo que esperan es varón o hembra.

Representantes del centro de investigación han señalado que "al ser un método no invasivo, no presenta ningún tipo de riesgo para el bebé ni para la madre". Además, se ha advertido que "la prueba tiene una fiabilidad próxima al 100 %", por lo que los padres pueden contar con la completa seguridad al realizar esta prueba.

Desde el mismo centro se ha indicado que el ADN del feto se encuentra libre en el plasma materno en una proporción de entre el 3 y el 5 %, y que gracias a ello es posible purificarlo y ampliarlo para encontrar, por ejemplo, los marcadores específicos del cromosoma Y, presentes solo en el caso de que el bebé sea varón.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.