Artritis reumatoide y embarazo: algunos fármacos utilizados para tratar la enfermedad pueden afectar al feto.

Los expertos aconsejan a las mujeres embarazadas que padecen artritis reumatoide que consulten con los especialistas a la hora de tomar la medicación para tratar la enfermedad ya que, algunos de estos fármacos, pueden causar malformaciones congénitas en el feto. Es por ello por lo que estas mujeres han de abandonar o sustituir cierta medicación, si es posible seis meses antes de quedar embarazadas, para evitar cualquier tipo de riesgo para el feto.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, crónica que lleva a la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes siendo las muñecas, los dedos de las manos, las rodillas, los pies y tobillos las partes del cuerpo más comúnmente afectadas pero también puede afectar otros órganos.

Según lo descrito en un reciente congreso de la Sociedad Valenciana de Reumatología celebrado en Valencia, algunos de los fármacos que se emplean para tratar esta enfermedad pueden causar malformaciones en el feto. Según la doctora Inmaculada Chalmeta, durante el embarazo, las mujeres que sufren esta enfermedad deben consultar a un especialista ya que, se ha visto, que hay fármacos utilizados para tratar la enfermedad tales como el metotrexato y la leflunomida que pueden dañar al feto, por lo que sería aconsejable retirarlos seis meses antes de conseguir embarazo.

Estos fármacos pueden ser sustituidos por otros como la hidroxicloroquina, salazopyrina y prednisona que ayudan a evitar los síntomas y molestias que causa la enfermedad sin que el feto sea expuesto a ningún riesgo y evitar así la posibilidad de que se produzca alguna anomalía en éste.

Por eso, según los expertos, se aconseja a las mujeres que padecen esta enfermedad que el momento óptimo para quedar gestante es aquel en el que está controlada, de forma que la mayor parte de las pacientes no experimentan ningún cambio negativo en la enfermedad ya que la situación de tolerancia inmunológica producida durante el embarazo parece controlar la evolución de la artritis.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar