Enfermedades autoinmunes y embarazo

Se dice que una persona tiene una enfermedad autoinmune cuando las células de su sistema inmunitario atacan a células sanas del propio organismo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

La causa concreta que lleva a que el cuerpo se ataca a sí mismo no se conoce. No obstante, se conocen determinados factores de riesgo como la predisposición genética o ciertos factores ambientales.

Hoy en día existen más de 80 enfermedades autoinmunes diferentes, tanto locales, es decir que afectan a un órganos en concreto, como sistémicas, cuyo daño es causado en el organismo en general.

La mayoría de enfermedades autoinmunes sistémicas afectan a mujeres y en numerosas ocasiones durante edad fértil o reproductiva. Por esta razón, es importante conocer el efecto que tiene la enfermedad autoinmune sobre el embarazo y viceversa.

Problemas durante el embarazo

Algunas de las enfermedades autoinmunes más comunes son la esclerosis múltiple, el lupus eritematoso sistémico (LES), el síndrome antifosfolípido, la artritis reumatoide y la diabetes tipo I.

Gran parte de las enfermedades de este tipo tienen una fuerte influencia hormonal y puesto que el embarazo conlleva una serie de fuertes cambios hormonales, parece lógico pensar que la coexistencia de ambas (enfermedad y embarazo) pueda dar lugar a complicaciones.

Sin embargo, para algunas de estas enfermedades, como por ejemplo en el caso de la esclerosis múltiple, el embarazo resulta generalmente un alivio. Esto no ocurre siempre, pues también hay casos en que la gestación agrava la enfermedad.

La situación hormonal del embarazo puede hacer que la enfermedad remita o disminuir las consecuencias dañinas. No obstante, este “efecto protector” desaparece generalmente tras el embarazo, pudiendo incluso a reactivar la enfermedad de una forma más intensa y dando lugar a recaídas y brotes frecuentes.

Para evitar este agravamiento de la enfermedad tras el parto, es importante comenzar el tratamiento inmunomodulador de inmediato. Por esta razón, la lactancia está totalmente desaconsejada en estos casos, ya que la medicación tomada podría llegar a pasar a la leche materna y afectar al bebé.

Por otra parte, como se ha comentado, también puede ocurrir que la gestación reactive la enfermedad debido a las hormonas sexuales femeninas. Por ejemplo en el caso del LES, existe un aumento del riesgo materno de aparición de nefropatía o empeoramiento de la misma. Si la enfermedad está controlada al inicio del embarazo, la probabilidad de exacerbación es de entre el 5 y el 10%.

Si por el contrario el embarazo coincide con un periodo de actividad del LES, se produce empeoramiento en más de la mitad de los casos.

También la enfermedad puede afectar al embarazo aumentando la incidencia de:

Tratamiento de las enfermedades inmunitarias

Además de los posibles problemas que puedan surgir tanto durante el embarazo como tras el parto debido a la enfermedad autoinmune, también pueden surgir complicaciones relacionados con la medicación recetada para la enfermedad.

Por ejemplo, el tratamiento inmunodepresor del LES, basado en ciclofosfamida y metotrexato, puede tener efectos teratogénicos y por eso el embarazo esta desaconsejado completamente. Otro fármaco común en los casos de LES con nefropatía es la azatiopina, cuya administración se ha relacionado con el retraso del crecimiento intrauterino y la prematuridad.

La toma de corticoides, medicación recetada también en algunos casos de este tipo de enfermedades, especialmente cuando aparecen brotes o en periodos de crisis, también está contraindicada durante el embarazo.

Un estudio minucioso de los riesgos y el consejo médico es fundamental cuando una paciente con una enfermedad autoinmune quiere quedarse embarazada. Se debe medir el riesgo que supone dejar la medicación así como la probabilidad de complicaciones durante la gestación tanto para ella como para el feto.

2 comentarios

  1. usuario
    Cómo estáis?

    El tema de estas enfermedades es un fastidio, que ya bastante tenemos las mujeres con tener la carga de conservar la humanidad… Mi hermana sufre de esclerosis múltiple desde q se quedó embarazada… Y va a peor… Estamos muy preocupados. Está pensando en volver a tener un hijo, pero le da miedo porque es que prácticamente puede morir no?

  2. usuario
    elisa dangelo

    Saludos. En su criterio y experiencia, cuales son las patologias inmunológicas más asociadas con el embrazo
    Gracias por su tiempo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar