Enfermedades autoinmunes: ¿cómo afectan a la fertilidad y al embarazo?

Por (embrióloga), (embrióloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 20/04/2021

Una enfermedad autoinmune es una patología del sistema inmunitario caracterizada por el ataque y destrucción de células y tejidos sanos propios del organismo, ya que el sistema inmune lo detecta como extraño. Por tanto, se dice que una persona tiene una enfermedad autoinmune cuando las células de su sistema inmunitario atacan a células sanas del propio organismo.

Pese a que las enfermedades autoinmunes pueden aparecer en cualquier momento de la vida, también puede darse en el transcurso de un embarazo. Una de las principales consecuencias de las enfermedades autoinmunes es que incrementa la probabilidad de sufrir abortos recurrentes, además de afectar a la fertilidad.

Por ello, es fundamental planificar el embarazo de manera correcta en personas con enfermedades autoinmunes.

A continuación tienes un índice con los 9 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Las enfermedades autoinmunes, también conocidas como enfermedades autoinmunológicas, son aquellas patologías causadas por un error en el sistema inmunológico. De esta forma, los tejidos y células sanas del organismo son reconocidas como extrañas y el propio sistema inmunológico comienza a atacarlos.

En la actualidad, hay más de 80 enfermedades autoinmunes diferentes. Estas enfermedades pueden ser:

  • Locales, es decir que afectan a un órgano en concreto. Un ejemplo de enfermedad autoinmune local sería la celiaquía.
  • Sistémicas, cuyo daño es causado en el organismo en general. Por ejemplo, la esclerosis múltiple o el lupus son enfermedades sistémicas.

En cualquier caso, el daño aparecerá en un lugar del cuerpo en función del tipo de enfermedad autoinmune. Además, las enfermedades autoinmunes son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, aunque se desconoce el motivo.

Causas

La causa concreta que lleva a que el cuerpo se ataca a sí mismo no se conoce. No obstante, existen determinados factores de riesgo como la predisposición genética o ciertos factores ambientales que incrementan la probabilidad de desarrollar una enfermedad autoinmune.

Además, la raza y el grupo étnico también están relacionados con las enfermedades autoinmunes. Por ejemplo, el lupus es una enfermedad con mayor prevalencia entre los afroamericanos e hispánicos. En cambio, la diabetes es habitual en personas de raza blanca.

Por otra parte, la mayoría de enfermedades autoinmunes sistémicas afectan a mujeres y, en numerosas ocasiones, surgen durante la edad fértil o reproductiva. Por esta razón, es importante conocer el efecto que tiene la enfermedad autoinmune sobre el embarazo y viceversa.

Enfermedades autoinmunes más frecuentes

Tal y como hemos comentado anteriormente, la función del sistema inmunológico es proteger al organismo frente a las enfermedades y las infecciones. Sin embargo, cualquier error en este sistema, ocasiona un problema.

A continuación, se detallan algunas de las enfermedades autoinmunes más comunes en la población.

Lupus eritematoso sistémico

Se trata de una enfermedad inflamatoria autoinmune que provoca daño en el organismo en general, es decir, es una enfermedad sistémica. Los síntomas ocasionados por esta patología pueden variar de una persona a otra, aunque lo más habitual es que surja fatiga, fiebre, artritis, fotosensibilidad, lesiones en la piel, etc.

Generalmente, el lupus suele aparecer en mujeres en edad fértil. Además, una de las consecuencias asociadas al tratamiento aplicado para esta enfermedad es que puede disminuir la reserva ovárica. Por este motivo, las mujeres diagnosticadas de lupus pueden presentar problemas para lograr un embarazo.

Si quieres obtener más información acerca de esta enfermedad, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Qué es el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) y cómo afecta a la fertilidad?

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) también es una enfermedad autoinmune, aunque su efecto se produce a nivel neurológico. Se trata de una enfermedad neuroinmunológica, ya que las células del propio sistema inmune atacan las vainas de mielina que rodean a los nervios.

La función de las vainas de mielina es transmitir el impulso nervioso de manera rápida y eficaz. Cualquier daño o destrucción de las vainas de mielina provoca que no puedan ejercer su actividad, por lo que la transmisión del impulso nervioso será lenta.

Algunas manifestaciones clínicas asociadas a la EM son:

  • Neuritis óptica.
  • Ataxia, es decir, la disminución de la coordinación.
  • Vejiga neurológica.
  • Fatiga.
  • Entumecimiento y hormigueo.

Puedes seguir leyendo información más en profundidad en este artículo: Esclerosis múltiple y embarazo.

Síndrome antifosfolipídico

Esta enfermedad también es conocida como síndrome de Hughes y está caracterizada por la presencia de trombosis. Además, las mujeres embarazadas con SAF tienen mayor riesgo de sufrir:

Por ello, es fundamental planificar el embarazo en mujeres diagnosticadas de este síndrome para evitar complicaciones.

Si te interesa esta enfermedad, puedes seguir leyendo más información sobre este tema en el siguiente enlace: ¿Qué es el síndrome antifosfolípido (SAF) y cómo afecta al embarazo?

Diabetes Mellitus tipo I

Se trata de una enfermedad autoinmune causada por el ataque de las células del páncreas. Estas células son las encargadas de producir insulina, una hormona fundamental para regular los niveles de sangre en el organismo. Por ello, el síntoma más característico de la diabetes es la presencia de altas concentraciones de azúcar en sangre.

Como consecuencia de este exceso de azúcar en el organismo, pueden aparecer daños en los ojos, riñones, nervios, etc.

Te recomendamos seguir leyendo el siguiente artículo sobre esta enfermedad para obtener información más en profundidad: ¿Qué es la diabetes mellitus y cómo se puede lograr el embarazo?

Miastenia Gravis

Esta enfermedad está clasificada como una enfermedad autoinmune neuromuscular, ya que las células del propio individuo atacan a las uniones neuromusculares de los músculos de contracción voluntaria.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes en personas con miastenia gravis son la debilidad y fatiga en cualquier músculo del cuerpo. Además, esta enfermedad se relaciona con la caída de párpados y visión doble.

Por otro lado, la miastenia gravis no es una patología simétrica. Esto significa que la debilidad muscular es diferente en cada lado del cuerpo.

Para obtener más información sobre este tema, pincha aquí: Enfermedades autoinmunes y embarazo: Miastenia Gravis.

Tiroiditis de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto es una afección provocada por el ataque de las células del organismo contra la glándula tiroides. En muchas ocasiones, la tiroiditis de Hashimoto causa una disminución de la función de la glándula, ocasionando hipotiroidismo.

El cuadro clínico de la tiroiditis de Hashimoto incluye:

  • Estreñimiento.
  • Piel seca.
  • Bocio.
  • Aumento de peso.
  • Fatiga.
  • Alteración de la menstruación.

No obstante, estos síntomas no son los únicos que pueden surgir en personas con tiroiditis de Hashimoto. Por ejemplo, el cansancio, la intolerancia al frío o la disminución de la actividad orgánica también son signos de esta enfermedad.

Problemas durante el embarazo

Gran parte de las enfermedades autoinmunes tienen una fuerte influencia hormonal. Puesto que el embarazo conlleva una serie de fuertes cambios hormonales, parece lógico pensar que la coexistencia de ambas (enfermedad autoinmune y embarazo) pueda dar lugar a complicaciones.

Sin embargo, para algunas de estas enfermedades, como por ejemplo en el caso de la esclerosis múltiple, el embarazo resulta generalmente un alivio. Esto no ocurre siempre, pues también hay casos en que la gestación agrava la enfermedad.

La situación hormonal del embarazo puede hacer que la enfermedad remita o disminuir las consecuencias dañinas. No obstante, este "efecto protector" desaparece tras el parto, pudiendo incluso a reactivar la enfermedad de una forma más intensa y dando lugar a recaídas y brotes frecuentes. Por este motivo, las mujeres que padecen enfermedades autoinmunes deben consulta con su médico antes de intentar un embarazo para evitar poner en peligro su salud y la del futuro bebé.

El precio del tratamiento puede variar significativamente en función de las pruebas o técnicas incluidas o no, como el seminograma, la medicación, el estudio de fertilidad, las visitas médicas, el cultivo largo, la vitrificación de los embriones sobrantes, etc.

En esta herramienta podrás obtener precios detallados (lo que incluye y no incluye) de muchas clínicas y una serie de consejos para que puedas hacer las preguntas correctas cuando vayas a la primera visita.

Por otro lado, y para evitar este agravamiento de la enfermedad tras el parto, es importante comenzar el tratamiento inmunomodulador de inmediato. Por esta razón, la lactancia está totalmente desaconsejada en estos casos, ya que la medicación tomada podría llegar a pasar a la leche materna y afectar al bebé.

Tratamiento de las enfermedades autoinmunes

Además de los posibles problemas que puedan surgir durante el embarazo y tras el parto debido a la enfermedad autoinmune, también pueden aparecer complicaciones relacionadas con la medicación recetada para la enfermedad.

Por ejemplo, el tratamiento inmunodepresor del LES basado en ciclofosfamida y metotrexato puede tener efectos teratogénicos. Por eso, el embarazo está desaconsejado completamente si la mujer se administra este tratamiento para el LES. Otro fármaco común en los casos de LES con nefropatía es la azatiopina, cuya administración se ha relacionado con el retraso del crecimiento intrauterino y la prematuridad.

Además, los corticoides como la prednisona también son comunes entre las personas con enfermedades autoinmunes Esta medicación suele recetarte especialmente cuando aparecen brotes o en periodos de crisis. La administración de corticoides tampoco está indicada durante el embarazo.

Pese a que existen varios tratamientos farmacológicos que ayudan a mejorar la calidad de vida del paciente, las enfermedades autoinmunes no tienen cura.

Preguntas de los usuarios

¿Es mejor el embarazo natural o el embarazo por reproducción asistida en pacientes con EM?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

La esclerosis múltiple no provoca infertilidad ni impide un embarazo de manera natural. Por lo que aconsejaríamos recurrir a un tratamiento de reproducción asistida tras 6 meses a un año de intentos naturales. En caso de tener que realizar un tratamiento de fertilidad, sería recomendable estudiar la inmunología de la paciente y todos los parámetros de reserva ovárica y salud general de la pareja.

Asimismo, tendríamos que trabajar junto con el médico de esta paciente para asegurarse de que el embarazo y la maternidad no suponen ningún riesgo para la paciente y el futuro bebe.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central. Es una enfermedad autoinmune, eso significa que el propio sistema inmunológico del paciente ataca el organismo.

¿Existe cura para las enfermedades autoinmunes?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. Todas las enfermedades autoinmunes son crónicas, es decir, que permanecen durante toda la vida. Los tratamientos para las enfermedades autoinmunes no curan la afección, sino que ayudan a mejorar la calidad de vida del paciente.

Además, estos tratamientos también sirven para evitar posibles brotes o recaídas de la enfermedad.

¿La tiroiditis autoinmune provoca infertilidad?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. La tiroiditis autoinmune, también conocida como tiroiditis de Hashimoto, es la causa más común del hipotiroidismo. El cuerpo de la mujer crea anticuerpos que atacan a la glándula tiroides. Como consecuencia, hay una disminución de hormonas tiroideas que conlleva alteraciones del ciclo menstrual, entre otras.

Puedes obtener más información sobre este tema en el siguiente artículo: Infertilidad femenina por problemas en la glándula tiroides.

¿Qué enfermedades autoinmunes afectan al embarazo?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La mayoría de las enfermedades autoinmunes pueden afectar en el embarazo debido a la influencia hormonal. El embarazo supone una serie de cambios hormonales en el cuerpo de la mujer, lo que puede alterar la afección inmunológica.

Sin embargo, en el caso de la esclerosis múltiple u otros tipos de enfermedades autoinmunes, el embarazo supone una situación protectora para la mujer. Esto no ocurre siempre, ya que también hay casos en que la gestación agrava la enfermedad autoinmune.

En cualquier caso, el efecto protector del embarazo para las pacientes con patologías inmunológicas desaparece una vez producido el parto. Además, es importante comenzar lo antes posible con la medicación, puesto que se podría reactivar la enfermedad más intensamente.

¿Cuáles son los factores de riesgo de las enfermedades autoinmunes?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Las enfermedades autoinmunes son afecciones crónicas, es decir, que están presentes durante toda la vida del individuo, aunque se desconoce el motivo por el que aparecen.

Sin embargo, las enfermedades autoinmunes se relacionan con la predisposición genética y los factores ambientales. Por ello, algunos de los factores de riesgo para este tipo de patologías son el consumo de tabaco, la exposición al sol, las infecciones por virus, las situaciones de estrés, etc. Sin embargo, la presencia de estos factores no es indicativo de que vaya a desarrollarse una enfermedad autoinmune.

Además, algunos de estos factores también pueden afectar a la evolución de la enfermedad provocando una mayor tendencia a sufrir un brote.

Lecturas recomendadas

Uno de los riesgos asociados a las enfermedades autoinmunes en el embarazo es el aborto espontáneo y recurrente. Si deseas seguir leyendo información acerca de este tema, puedes visitar este enlace: El aborto espontáneo: síntomas, causas y consecuencias.

Por otro lado, las enfermedades autoinmunes no son las únicas que pueden influir en el embarazo. Para obtener información de todas las enfermedades, te aconsejamos leer el siguiente artículo: Enfermedades en el embarazo: riesgos en la madre y el bebé.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Alijotas-Reig J, Esteve-Valverde E. Pregnancy and autoimmune diseases. Med Clin (Barc). 2017 Feb 23;148(4):161-163. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2019 Oct;60:66-76. doi: 10.1016/j.bpobgyn.2019.03.003

De Carolis S, Moresi S, Rizzo F, Monteleone G, Tabacco S, Salvi S, Garufi C, Lanzone A. Autoimmunity in obstetrics and autoimmune diseases in pregnancy

Fischer-Betz R, Specker C. Pregnancy in systemic lupus erythematosus and antiphospholipid syndrome. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2017 Jun;31(3):397-414.

Jara L, Cruz-Dominguez MP, Saavedra M. Impact of infections in autoimmune rheumatic diseases and pregnancy. Curr Opin Rheumatol. 2019 Sep;31(5):546-552. doi: 10.1097/BOR.0000000000000636.

Panaitescu AM, Nicolaides K. Maternal autoimmune disorders and fetal defects. J Matern Fetal Neonatal Med. 2018 Jul;31(13):1798-1806.

Somers E. Pregnancy and autoimmune diseases. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2020 Apr;64:3-10. doi: 10.1016/j.bpobgyn.2019.11.004.

Wang L, Wang FS, Gershwin ME. Human autoimmune diseases: a comprehensive update. J Intern Med. 2015 Oct;278(4):369-95.

Preguntas de los usuarios: '¿Es mejor el embarazo natural o el embarazo por reproducción asistida en pacientes con EM?', '¿Existe cura para las enfermedades autoinmunes?', '¿La tiroiditis autoinmune provoca infertilidad?', '¿Qué enfermedades autoinmunes afectan al embarazo?' y '¿Cuáles son los factores de riesgo de las enfermedades autoinmunes?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dra. Rut Gómez de Segura
Dra. Rut Gómez de Segura
Ginecóloga
La Dra. Rut Gómez de Segura es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. Desarrolló la Especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Actualmente, es la directora médica de la clínica de reproducción asistida IVF Spain Madrid. Más sobre Dra. Rut Gómez de Segura
Número de colegiado: 28/2908776
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.