Clonación terapéutica

Clonación terapéutica: dos madres y un padre para tener un bebé sano.

Un reciente anuncio del Secretario de Salud de Reino Unido, Andrew Lansley, ha devuelto a debate el tema de la clonación y los dilemas éticos que ésta plantea.

Después de años de investigación, científicos de la Universidad de Newcastle han conseguido, por primera vez, utilizar el material genético de 3 personas para lograr el nacimiento de un bebé sano.

El objetivo de este nuevo tratamiento de reproducción asistida es evitar el nacimiento con enfermedades mitocondriales.

Las enfermedades mitocondriales aparecen con poca frecuencia pero generan grandes consecuencias a aquellas personas que las padecen. Estas enfermedades están causadas por la falta de una o más proteínas presentes en las mitocondrias. Afectan, generalmente, a células del corazón, cerebro, hígado, músculos, etc. y pueden generar demencia, ceguera, dolor y debilidad muscular, problemas gastrointestinales, lesiones en órganos vitales, daños en el sistema nervioso, enfermedades cardíacas, retraso en el crecimiento, etc.

Estas enfermedades se transmiten por vía materna, es el óvulo el que lleva el ADN mitocondrial defectuoso. Para conseguir descendencia sana, el proceso involucraría a la pareja que quiere tener el hijo, a los padres biológicos y a una tercera mujer que donaría sus óvulos.

La técnica consiste en extraer los núcleos del espermatozoide del padre y el óvulo de la madre, que son los que realmente tienen la información genética de los padres, para posteriormente, introducirlos en el óvulo de una mujer sana con su ADN mitocondrial intacto. Previamente, se le ha quitado su núcleo al óvulo donado. Por último, ese embrión se volverá a implantar en el útero de la madre biológica que será la que geste el bebé.

Con esta técnica se consigue tener un embrión sano con la información genética de los padres biológicos, ya que las mitocondrias no llevan información genética que defina a las personas.

Ahora, es la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA) de Reino Unido la que decidirá aprobar o no esta nueva técnica para comenzar a practicarla sin riesgos en mujeres afectadas por esta enfermedad.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar