Embarazo y quimioterapia

Un estudio reciente ha demostrado cómo los quimioterapéuticos aplicados a partir del primer trimestre de embarazo tienen un escaso paso a la placenta y por lo tanto al feto. El desarrollo cognitivo de los fetos cuyas madres han recibido tratamiento es equiparable al de la población general de modo que no tiene ya mucho sentido la práctica habitual en caso de diagnóstico de cáncer durante el embarazo.

Hasta ahora la tendencia era retrasar el tratamiento con quimioterapia o bien provocar un parto prematuro. Se ha demostrado en este estudio realizado en Lovaina, Bélgica, que son más graves las consecuencias que pueda suponer al feto la prematuridad que los fármacos quimioterapéuticos. Un nuevo punto de vista por lo tanto de la quimioterapia prenatal.

Este estudio ha sido realizado en el Hospital Universitario de Lovaina (Bélgica) y sus resultados se han presentado en el Congreso Europeo Multidisciplinar sobre el Cáncer (ESMO-ECCO) celebrado en Estocolmo, Suecia. La finalidad del mismo era el estudio de los posibles efectos secundarios que pueda tener el tratamiento quimioterapéutico al que se debe someter una embarazada diagnosticada de cáncer. En concreto el estudio se focalizaba en los posibles problemas mentales de los fetos en un futuro.

Los resultados han demostrado que la quimioterapia prenatal es menos perjudicial que la prematuridad. El Dr. Frederic Amant del Hospital Universitario de Lovaina afirma como consecuencia que no es necesario abortar o retrasar el tratamiento ya que la quimioterapia administrada más allá del primer trimestre es bastante segura. Solamente una pequeña fracción del fármaco es capaz de atravesar la placenta y llegar al feto, y su repercusión en el desarrollo del mismo es nula.

En definitiva, el desarrollo cognitivo de los niños (medido en términos de coeficiente intelectual y parámetros de comportamiento) se mantenía en el rango de la población normal para aquellos fetos que habían sido afectados por los quimioterapéuticos, Sin embargo, sí parece estar afectado en los niños prematuros, presentando unos CI por debajo de lo esperado. Así mismo se valoraron otros parámetros como salud general, desarrollo o salud cardíaca; todos ellos dentro de la normalidad.

Fuente: ABC

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar