¿Qué es la hiperplasia endometrial y por qué se produce?

Por (embrióloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 14/12/2020

La hiperplasia endometrial es la proliferación excesiva de las células que componen el endometrio. En general, esta alteración endometrial se produce por un desequilibrio hormonal entre los valores de estrógenos y los de progesterona.

El signo más destacado que hace sospechar de una posible hiperplasia endometrial es un sangrado vaginal anormal, aunque no es una manifestación clínica específica de esta alteración.

Por otro lado, la hiperplasia endometrial se clasifica en 4 tipos diferentes: simple, compleja, simple atípica y compleja atípica. En cualquier caso, lo fundamental es diagnostica, controlar y tratar este engrosamiento endometrial para evitar que progrese hacia un cáncer de endometrio.

¿En qué consiste la hiperplasia endometrial?

La hiperplasia endometrial consiste en un crecimiento exagerado de las células que componen la capa superficial que rodea el útero, es decir, del endometrio. Esta afección suele aparecer en mujeres mayores de 45 años.

Generalmente, la proliferación excesiva de las células endometriales se asocia a niveles elevados de estrógenos en las mujeres en combinación con una disminución de los valores de progesterona.

Estas hormonas (estrógenos y progesterona) actúan sobre el ciclo menstrual de la mujer. El objetivo de los estrógenos es provocar el crecimiento celular del endometrio; mientras que la progesterona indica el momento del desprendimiento endometrial.

Por esta razón, un desequilibrio en los valores de estrógenos y progesterona puede ser la causa de la proliferación excesiva y anormal de células endometriales.

Factores de riesgo

Como en cualquier otra patología médica, existen factores de riesgo que hacen aumentar la probabilidad de que aparezca hiperplasia endometrial en la mujer. A continuación, se enumeran algunos de estos factores de riesgo:

  • Persistencia folicular y como resultado la aparición de quistes dentro del ovario.
  • Cirrosis hepática, es decir, la última fase de una enfermedad del hígado.
  • Tumores suprarrenales.
  • Pólipos en el cuello uterino.
  • Presencia de miomas en el útero.
  • Endometriosis.

Por otro lado, existen estudios científicos donde se han encontrado evidencias de que la obesidad y antecedentes familiares de carcinoma de colon también se asocian como factores de riesgo de la hiperplasia del endometrio.

No obstante, cabe destacar que padecer alguno de estos factores de riesgo no significa que haya un 100% de probabilidad de que una mujer vaya a desarrollar hiperplasia endometrial.

Tipos de hiperplasia endometrial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció una clasificación de la hiperplasia endometrial en tres grupos: quística, adenomatosa y atípica. En la actualidad, no se tiene en cuenta esta clasificación, sino que los tipos de hiperplasia endometrial son los siguientes:

Hiperplasia endometrial atípica simple
su riesgo de progresión a carcinoma endometrial es de un 8% si no es tratado de forma adecuada.
Hiperplasia endometrial atípica compleja
es la forma precursora del carcinoma endometrial. Este tipo de hiperplasia suele progresar a cáncer endometrial en un 29% de los casos.
Hiperplasia endometrial no atípica simple
se trata de una proliferación benigna con aumento en el número de glándulas endometriales, pero sin atipia citológica.
Hiperplasia endometrial no atípica compleja
su riesgo de progresión hacia cáncer endometrial es del 3% en un tiempo aproximado de 10 años. En este caso, las glándulas endometriales tienen contornos irregulares y se aglomeran.

En cualquier caso, cada forma de hiperplasia endometrial presenta ciertas características morfológicas que sirven de ayuda para el diagnóstico. Pese a ser una alteración benigna, es esencial diagnóstico del engrosamiento del endometrio para evitar la progresión en el tiempo hacia un cáncer.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Síntomas

El principal síntoma que hace sospechar a un especialista de una posible hiperplasia endometrial es una menstruación alterada. Otras manifestaciones en la mujer que podrían ser indicativos de hiperplasia en el endometrio son las siguientes:

  • Abundante sangrado menstrual, tanto en cantidad como en duración.
  • Ciclos menstruales cortos, inferiores a 21 días.
  • Sangrados entre periodos.
  • Hemorragia uterina después de la menopausia.

Pese a ello, son muchas las mujeres que padecen una hiperplasia endometrial y que no muestran ningún síntoma. Por tanto, existen casos de hiperplasia endometrial totalmente asintomáticos.

Síguenos en Instagram

Diagnóstico

Como ya hemos comentado, la detección de la hiperplasia endometrial en la mujer es importante, ya que puede evolucionar a cáncer. Además, la hiperplasia endometrial provocar sangrado uterino y ser indicativo de un posible síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

Principalmente, el diagnóstico de la hiperplasia endometrial en una mujer es básicamente histológico y se realizará a través de 3 pruebas médicas:

Ecografía
se lleva a cabo a través de la vagina y el ginecólogo medirá el grosor del endometrio. Si el endometrio está demasiado grueso, es un indicativo de una posible hiperplasia endometrial.
Biopsia endometrial
para obtener una muestra del endometrio que se analizará en el laboratorio la histología celular.
Histeroscopia
una prueba que permite visualizar la cavidad uterina y las mucosas, además de ayudar si se combina con la biopsia endometrial.

Los estudios diagnósticos también se pueden completar con la observación de células glandulares anormales mediante una prueba de papanicolau.

Tratamiento de la hiperplasia endometrial

El mejor tratamiento de la hiperplasia endometrial dependerá del tipo de hiperplasia diagnosticada y según el deseo de la mujer en lograr un embarazo en el futuro. Además, también es importante tener en cuenta la edad de la paciente y la existencia de otras patologías asociadas.

En el caso de mujeres diagnosticadas de hiperplasia endometrial y que quieren tener descendencia, el tratamiento consistirá en administrar píldoras anticonceptivas o progesterona. Estas mujeres deberán visitar a su ginecólogo de forma periódica para realizarse controles ecográficos.

Aquellas mujeres diagnosticadas de hiperplasia endometrial atípica y mujeres que no desean un embarazo en el futuro, la mayoría de especialistas proponen la extirpación del útero. La histerectomía en estos casos impide que la hiperplasia endometrial progrese hacia un cáncer.

Otra alternativa terapéutica para la hiperplasia endometrial es llevar a cabo un legrado y a continuación un tratamiento farmacológico con progestágenos.

Preguntas de los usuarios

¿Qué es la hiperplasia endometrial?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

La hiperplasia endometrial es un crecimiento descontrolado del endometrio, sin que eso suponga malignidad en sus células. La mayoría de las veces (aunque no siempre) ocurre por un estímulo hormonal excesivo, por ejemplo, secreción o administración de estrógenos prolongada.

La hiperplasia endometrial, por tanto, no es más que la situación en la que el endometrio produce como siempre en la primera parte del ciclo, antes de la ovulación, proliferación celular y crecimiento del grosor endometrial, pero de una forma excesiva y desordenada.
Leer más

¿Se puede prevenir la hiperplasia endometrial?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. La proliferación excesiva de las células endometriales no se puede prevenir, aunque sí se puede reducir el riesgo. Existen determinados factores de riesgo que se podrían evitar y, por tanto, disminuir la probabilidad de desarrollar una hiperplasia endometrial. Es el caso de la obesidad y el tabaquismo fundamentalmente.

Lectura recomendada

Tal y como hemos comentado en el artículo, la hiperplasia endometrial puede ser indicativo de SOP. Si quieres obtener más información acerca de este síndrome, te recomendamos visitar el siguiente artículo: Síndrome del ovario poliquístico (SOP): causas, síntomas y tratamiento.

Por otro lado, una forma de diagnosticar esta afección endometrial es mediante una biopsia. Si estás interesada en esta prueba diagnóstico y quieres información más en profundidad, no olvides acceder a este enlace: ¿Qué es el scratching endometrial? - Indicaciones y procedimiento.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Auclair MH, Yong P, Salvador S, Thurston J, Terry J Colgan T, Sebastianelli A. Guideline No. 392-Classification and Management of Endometrial Hyperplasia. J Obstet Gynaecol Can. 2019 Dec;41(12):1789-1800. doi: 10.1016/j.jogc.2019.03.025.

Armstrong AJ, W Hurd W, Elguero S, Barker N, Zanotti K. Diagnosis and management of endometrial hyperplasia. J Minim Invasive Gynecol. Sep-Oct 2012;19(5):562-71. doi: 10.1016/j.jmig.2012.05.009. Epub 2012 Aug 3.

Chandra V Joo Kim J, Benbrook D, Dwivedi A, Rai R. Therapeutic options for management of endometrial hyperplasia. J Gynecol Oncol. 2016 Jan;27(1):e8. doi: 10.3802/jgo.2016.27.e8. Epub 2015 Dec 1.

Dietel M. The histological diagnosis of endometrial hyperplasia. Is there a need to simplify? Virchows Arch. 2001 Nov;439(5):604-8. doi: 10.1007/s004280100503.

H Fox, C H Buckley. The endometrial hyperplasias and their relationship to endometrial neoplasia. Histopathology. 1982 Sep;6(5):493-510. doi: 10.1111/j.1365-2559.1982.tb02747.x.

Mi Byun J, Hoon Jeong D, Nam Kim Y, Bee Cho E, Eun Cha J, Su Sung M, Bok Lee K, Tae Kim K. Endometrial cancer arising from atypical complex hyperplasia: The significance in an endometrial biopsy and a diagnostic challenge. Obstet Gynecol Sci. 2015 Nov;58(6):468-74. doi: 10.5468/ogs.2015.58.6.468. Epub 2015 Nov 16.

Sobczuk K, Sobczuk A. New classification system of endometrial hyperplasia WHO 2014 and its clinical implications. Prz Menopauzalny. 2017 Sep;16(3):107-111. doi: 10.5114/pm.2017.70589.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué es la hiperplasia endometrial?' y '¿Se puede prevenir la hiperplasia endometrial?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.