¿Qué es el scratching endometrial?

El raspado del endometrio conocido técnicamente como “scratching endometrial” es un procedimiento dirigido a pacientes que no logran el embarazo por repetidos fallos de implantación a pesar de la buena calidad de los embriones transferidos.

El objetivo principal de esta técnica es aumentar la probabilidad de implantación embrionaria y con ello la tasa de embarazo.

FIV-Recoletos realiza este proceso en casos concretos cuyo motivo de infertilidad es el fallo implantatorio.

Se considera que hay fallo de implantación cuando una pareja ha realizado dos o más transferencias de embriones de buena calidad sin éxito, es decir, sin lograr un positivo en la prueba de embarazo.

En principio, el problema no proviene de los gametos (óvulos y espermatozoides), ya que los embriones son de aparente buena calidad. Por tanto, el fracaso puede producirse por problemas en la comunicación entre el embrión y el útero.

¿En qué consiste el raspado de endometrio?

El scratching es un ligero raspado de la capa mucosa que recubre el útero y que conocemos con el nombre de endometrio. En este revestimiento uterino es donde se produce la implantación del embrión que dará inicio al embarazo.

Se trata de un proceso nuevo que cada día incorporan más clínicas de reproducción asistida debido a su sencillez y sus buenos resultados.

Generalmente se hace mediante biopsia endometrial, aunque puede también hacerse por histeroscopia, especialmente en los casos en que la paciente debe hacerse una histeroscopia por otras razones.

La biopsia endometrial es similar a la transferencia, no duele y por tanto no requiere anestesia. Se pasa un catéter flexible a través del cuello uterino y se raspa suavemente el endometrio.

Tras el procedimiento la mujer puede seguir con su vida habitual, aunque es común que aparezca un pequeño sangrado.

¿Cuándo se hace?

El raspado endometrial se suele realizar en un ciclo de FIV para facilitar la anidación embrionaria.

Se realiza en el ciclo previo al tratamiento reproductivo, concretamente en la fase lútea, es decir, más o menos en el día 21 del ciclo anterior al ciclo en el que se va a hacer la transferencia.

Mejorar la implantación embrionaria

Los estudios realizados sobre este técnica sugieren que raspar el endometrio causa una reacción de reparación en el mismo que puede incrementar la tasa de implantación principalmente por dos motivos o vías:

  • La lesión favorece la liberación de factores de crecimiento, sustancias químicas y hormonas que permiten que el endometrio que crece en el siguiente ciclo lo haga de forma más receptiva y por tanto se mejora la conexión endometrio-embrión.
  • El raspado podría activar genes responsables de la implantación que en algunas transferencias “comunes” (sin raspado) no son activados y que pueden ser de gran ayuda para que el embrión implante.

Desde FIVRecoletos consideramos el raspado de endometrio como una de las posibles soluciones para pacientes con fallos previos de implantación. Para este grupo de pacientes es una técnica que ya hay evidencia científica de su efectividad, y actualmente existen estudios prometedores que sugieren el aumento de la tasa de implantación para pacientes con otras técnicas de reproducción asistida.

2 comentarios

  1. usuario
    Sonia

    Hola Yurema, hoy me he hecho un scratching, tras dos transfer de embriones adoptados en blastocisto. El ciclo próximo iré a por el tercer intento, ya te diré qué tal.

  2. usuario
    Llurema

    He preguntado sobre esto a mi ginecólogo y él me ha comentado que no está claro si mejora o no… que hay casos en los que puede ir bien pero que hay mucha controversia aun en casos de fallo de implantación y la verdad no sé qué hacer. ¿Alguien que haya hecho este proceso me puede decir algo?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar