En EE.UU. se permite decidir el sexo del futuro bebé a través del diagnóstico genético preimplantacional

Esta práctica es muy común en Estados Unidos, donde las leyes sí permiten que los futuros padres hagan la elección del sexo de sus hijos. En Europa este procedimiento está prohibido y genera mucha polémica en torno al tema, por lo que hay posiciones divididas.

16 agosto 2009

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) se han convertido en una práctica muy común entre las parejas, sobre todo en Estados Unidos, uno de los países donde más se ha avanzado en materia de reproducción y fertilidad asistida por la ciencia. Y la razón por la que esta práctica se ha vuelto realmente popular, es que de esta manera los futuros padres pueden escoger el sexo de su hijo, o hija.

Es por ello que una gran cantidad de parejas de España se trasladan al país norteamericano, donde las leyes permiten que los padres puedan realizar la elección del sexo de su bebé. Además, la oferta de las clínicas que brindan este servicio es muy amplia, y los resultados obtenidos son positivos. Por ejemplo, en la clínica Fertility Institute, situada en Los Ángeles, entre 20 y 30 parejas por semana solicitan este procedimiento.

Sin embargo, no a todos los especialistas y sectores de la sociedad les parece correcta esta postura. Para algunos, el escoger el sexo del bebé es ir demasiado lejos en los logros de la ciencia, pues se corren muchos riesgos. Es por ello que el procedimiento está prohibido en Europa.

Un comentario

  1. usuario
    carlos

    me llamo carlos y megustaria saber cuanto mas omenos sale el procedimiendo para k mi esposa y yo tengamos un bebe y queremos k sea un nino radicamos en new jersey gracias selo agradecemos

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar