Nueva técnica para prevenir la muerte fetal por falta de oxígeno

Un grupo de científicos australianos está desarrollando una técnica de análisis sanguíneo que contribuirá a prevenir el nacimiento de bebés muertos por falta de oxígeno.

Es muy importante que el oxígeno llegue al feto en el vientre de su madre. Es vital para la vida y para el feto, para el crecimiento y el desarrollo, por lo que cualquier falta de oxígeno puede ser muy dañina e incluso fatal para el feto en crecimiento. Por eso es importante para una mujer embarazada evitar cualquier conducta que pueda reducir la cantidad de oxígeno que llega su bebé.

Muerte fetal

La muerte fetal significa la muerte de un feto en cualquier momento después de las 20 semanas de embarazo.

Las muertes fetales ocurren aproximadamente en 1 de cada 160 embarazos y aproximadamente una cuarta parte de las muertes fetales son causadas ​​por problemas con la placenta que afectan la cantidad de oxígeno que llega al feto.

Si el problema no se resuelve, la placenta o el bebé no se entregarán y el feto puede morir por falta de oxígeno.

Niveles de oxígeno y muerte fetal

Nueva técnica de análisis de sangre

Se trata de un método no invasivo desarrollado en el Hospital Melbourne’s Mercy y mide la cantidad de ARN que se filtra de la placenta.

Según los investigadores, el aumento de fragmentos de ARN durante el parto aumenta la posibilidad de que el feto se afecte por niveles bajos de oxígeno.

Si se identifican los bajos niveles de oxígeno se podrán evitar muchas pérdidas fetales durante el parto.

Actualmente se están llevando a cabo pruebas clínicas en siete hospitales de Australia y Nueva Zelanda para validar este nuevo método y se espera que el análisis de sangre se puede utilizar dentro de unos cinco años.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar