El porteo

Por (embrióloga).
Actualizado el 29/05/2010

El porteo de bebés es lo que la especie humana, al igual que otros mamíferos, ha hecho desde siempre. Se trata de algo tan simple como llevar con nosotros a nuestros pequeños.

¿Existe una forma correcta de portear?

La posición adecuada de un bebé a la hora de ser porteado será con la espalda en forma de “C”. Los bebés más pequeños irán en una postura adecuada cruzándoles las piernas en forma de “M” dentro del portabebés y los más mayores adoptando la postura “ranita” en la cual las corvas quedan más altas que la cadera del pequeño, ya que esta postura favorece el desarrollo adecuado de sus caderas. Por este motivo siempre desecharemos las posturas en las que el bebé lleve la espalda pegada a nosotros y las piernas colgando, ya que no es posible con esa postura favorecer su desarrollo físico.

¿Qué beneficios tiene el porteo?

Además de los beneficios emocionales evidentes tanto para el bebé como para el padre o madre que le lleva cerca, el porteo tiene otras ventajas. Existen beneficios demostrados cuando el bebé tiene cólicos tanto por la postura que adoptan como por el calor de la cercanía de quien le lleva. Previene y ayuda a mejorar en caso de existir un problema de displasia evolutiva de cadera. En el caso de bebés con bajo peso se viene aplicando el método canguro con mejores resultados que las incubadoras que se venían utilizando hasta hace poco.

¿Qué métodos se pueden utilizar para llevar al bebé?

Actualmente en el mercado hay diversos portabebés ergonómicos a la venta. Se podrían dividir en 3 grupos básicos:

  • A un hombro (pouch y bandoleras son los más usados).
  • A dos hombros (mochilas ergonómicas y mei tais y otros portabebés de origen asiático son los más conocidos).
  • Versátiles, es decir, que se pueden utilizar cargando el peso del bebé sobre un hombro o dos indistintamente. En este último grupo tenemos los fulares que, mediante diversos nudos, consiguen ir adaptándose a las necesidades del pequeño y sus papás a lo largo del tiempo.

Preguntas de los usuarios

¿Hasta qué edad puedo llevar a mi hijo conmigo?

Por Neus Ferrando (embrióloga).

La respuesta la dará el pequeño y la persona que le lleva. Es decir, lo dicta la comodidad de ambos. Si ve que su hijo siempre ha ido cómodo y deja de estar bien en el portabebés es el momento de plantearse cambiar de método de porteo o bien dejarlo.

¿Desde qué edad se puede utilizar un portabebés?

Por Neus Ferrando (embrióloga).

Hay portabebés adecuados para cada etapa y necesidad concreta y, por lo tanto, los hay para ser utilizados desde el nacimiento también. Por ejemplo, los fulares elásticos.

¿Es cómodo llevar a mi hijo? ¿No me dolerá la espalda?

Por Neus Ferrando (embrióloga).

Salvo casos en los que existan lesiones que desaconsejen cargar peso (caso en el cual tampoco se podría mantener al bebé en brazos largo tiempo) no hay razón para que sea negativo o incómodo. Lo que hemos de buscar es un reparto adecuado del peso mediante la elección del portabebés y su correcta colocación.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.