Salpingectomía: ¿cómo se extirpan las trompas de Falopio?

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 09/01/2020

La salpingectomía es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de las trompas de Falopio en la mujer, lo cual la deja en una situación de esterilidad.

La salpingectomía puede ser unilateral, si solamente se quita una trompa, o bilaterial, si ambas trompas son eliminadas.

Las indicaciones para realizar una salpingectomía son diversas, al igual que las técnicas utilizadas en la cirugía.

¿Qué es la salpingectomía?

La salpingectomía, a veces escrito de manera incorrecta salpinguectomía, es la extirpación de una o ambas trompas de Falopio de la mujer debido a patologías o alteraciones que pueden afectar a su sistema reproductor.

Algunos especialistas utilizan el término salpingectomía para referirse a la intervención de ligadura de trompas, pero esto es incorrecto.

La ligadura de trompas es un método de esterilización definitivo en el que solamente se cortan o bloquean las trompas con el fin de evitar el embarazo, no se extraen por completo.

La consecuencia de extirpar las trompas de Falopio es que, una vez tenga lugar la ovulación, el óvulo se perderá y no podrá producirse su encuentro con el espermatozoide para la fecundación. Por tanto, el embarazo natural con una salpingectomía bilateral es imposible.

En el caso de la salpingectomía unilaterial, la mujer seguiría siendo fértil y podría conseguir un embarazo natural gracias a la otra trompa que conserva. No obstante, habría que tener en cuenta si la ovulación se produce en el lado derecho o en el lado izquierdo cada mes en concreto.

¿Cómo se hace?

La salpingectomía puede hacerse mediante dos técnicas quirúrgicas:

La laparoscopia
es una cirugía no invasiva que consiste en la introducción de un sistema óptico a través de una incisión pequeña en el abdomen para poder observar la cavidad. A continuación, se hace otra pequeña incisión justo por encima del vello púbico y se retiran las trompas con una sonda. Es la técnica más utilizada hoy en día, pues la mujer puede hacer vida normal después de las 48 horas.
La laparotomía
es más invasiva que la anterior porque requiere una incisión de 5 a 10 cm en la parte baja del abdomen. Actualmente, existe una variante conocida como minilaparotomía, en la cual se hace una incisión más pequeña de unos 5 cm, suficiente para poder tener acceso y retirar las trompas.

La elección de uno de estos métodos depende de varios factores: edad, peso, cirugías previas en el abdomen, enfermedades, etc.

Indicaciones

Las posibles patologías y alteraciones que requieren la extirpación de las trompas de Falopio son las siguientes:

Embarazo ectópico
implantación del embrión en la trompa en lugar del útero. El crecimiento del embrión en la trompa puede provocar su rotura y, por eso, ésta tiene que ser extirpada. En este caso, la salpingectomía es unilateral.
Endometriosis
crecimiento de tejido endometrial fuera del útero. Si las lesiones causadas en las trompas son muy severas, será necesario hacer una salpingectomía, que normalmente es bilateral.
Salpingitis
inflamación de las trompas de Falopio por causa de una infección. En caso de infección crónica grave, donde los antibióticos no tienen efecto, será necesaria la salpingectomía.
Hidrosalpinx
obstrucción y acumulación de líquido en la trompa que provoca su dilatación. En los casos más graves, cuando el hidrosalpinx es mayor de 3 cm, se procede a la extirpación de una o ambas trompas.
Histerectomía
cuando es necesario extirpar el útero, normalmente se realiza una salpingectomía conjuntamente, ya que conservar las trompas podría traer complicaciones y éstas no aportan ningún beneficio. Los ovarios, en cambio, sí se conservan para no provocar una menopausia precoz.
Prevención del cáncer de ovario
algunos estudios afirman que la extirpación de las trompas puede reducir el riesgo de sufrir cáncer de ovario en mujeres con una predisposición genética.

Efectos secundarios

La salpingectomía es una técnica muy segura que no suele provocar complicaciones a corto o largo plazo. En cualquier caso, los posibles efectos secundarios van a depender de la técnica quirúrgica empleada.

Por una parte, la laparoscopia implica una incisión muy pequeña y, por tanto, el tiempo de recuperación es corto. No obstante, es posible que en los días posteriores a la cirugía, la paciente presente molestias abdominales e hinchazón debido al gas insuflado para expandir el abdomen.

Por otra parte, la herida quirúrgica de la laparotomía es mayor, lo cual implica más dolor en esta zona y unos cuidados especiales para tratar la cicatriz. También existe un mayor riesgo de hemorragia e infección, aunque no es lo habitual.

Por último, cabe destacar que el riesgo de reacción a la anestesia es igual en ambas técnicas y que raras veces se dan lesiones graves en órganos internos.

Embarazo después de la salpingectomía

Evidentemente, el embarazo natural no es posible si no existe integridad en al menos una de las trompas de Falopio, tal y como hemos comentado más arriba.

A pesar de esto, incluso en los casos más graves de salpingectomía bilateral, la mujer aún puede quedarse embarazada gracias a las técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV).

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

En la FIV, los óvulos son obtenidos directamente de los ovarios de la mujer y, por tanto, no se requiere funcionalidad tubárica. Los embriones son fecundados en el laboratorio con el semen de la pareja o de un donante anónimo y, a continuación, son transferidos directamente al útero materno.

El útero, en cambio, sí que es estrictamente necesario para la concepción. Aún así, cuando se requiere extirpar el útero junto con las trompas, siempre se intentan dejar los ovarios para que la mujer conserve la producción de hormonas sexuales y para permitir la posibilidad de tener un hijo biológico en caso de plantearse la gestación subrogada en un futuro.

Si te interesa saber en qué consiste el tratamiento de gestación subrogada de manera más detallada, te invitamos a visitar el siguiente post: ¿Qué es la gestación subrogada?

Preguntas de los usuarios

¿En qué situaciones es estrictamente necesario hacer una salpingectomía?

Por Dr. José Luis Gómez Palomares (ginecólogo).

La salpingectomía es la extirpación quirúrgica de una o ambas trompas de Falopio.

En medicina no siempre hay datos que apoyen una conducta diagnóstica o terapéutica. No es el caso cuando, en el contexto del estudio de una disfunción reproductiva, aparece un hidrosálpinx.

Un hidrosápinx es la dilatación de la trompa de Falopio por la presencia de líquido en su interior. Cuando se diagnostica, la salpingectomía previa a un tratamiento de fecundación in vitro mejora las posibilidades de conseguir una gestación. Así lo dice la revisión realizada por la Biblioteca Cochrane, probablemente la organización de investigadores más rigurosa y fiable a la hora de hacer recomendaciones en ciencias de la salud.

Por lo tanto éste sería un caso en el que la salpingectomía sería altamente aconsejable. Esto es lo que dice la ciencia pero la Ley deja claro el derecho a la autonomía de la paciente . La norma dice: “Toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que, recibida la información prevista en el artículo 4, haya valorado las opciones propias del caso”. Por este principio bioético de autonomía, la paciente puede decidir, aun sabiendo que empeora el pronóstico del tratamiento de fecundación in vitro, no someterse a una salpingectomía. El concepto de “estrictamente necesario” queda relegado, por tanto, a lo que la paciente, convenientemente informada, decida.

¿Es posible conseguir el embarazo natural con la salpingectomía unilateral?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, pero es más costoso debido a que la ovulación debe producirse por el ovario con la trompa intacta para que haya posibilidad de fecundación y embarazo.

En caso de no conseguir el embarazo natural, es posible controlar la ovulación con medicación hormonal y programar un coito en los días fértiles. También es posible intentar una inseminación artificial para aumentar la posibilidad de embarazo.

¿Qué es la salpingectomía parcial?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Tal y cómo su nombre indica, la salpingectomía parcial es el corte y extirpación de un segmento de la trompa de Falopio. Este método es el más utilizado para hacer una ligadura de trompas y se conoce como Pomeroy.

Lectura recomendada

La extirpación de trompas de Falopio es necesaria en los casos severos de factor tubárico en la mujer. Puedes seguir la lectura en el siguiente post para saber más sobre este tema: Esterilidad femenina debida a un factor tubárico.

Hemos hablado de la fecundación in vitro como técnica de reproducción asistida para conseguir el embarazo. Para saber en qué consiste este tratamiento, te recomendamos seguir leyendo en el siguiente enlace: ¿Qué es la FIV?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Diccionario de términos médicos. Real Academia Nacional de Medicina de España. 2012.

Johnson NP, Mak W, Sowter MC. Tratamiento quirúrgico para la enfermedad tubaria en mujeres que se someterán a una fecundación in vitro (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4.

Ley 41/2002 de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

Preguntas de los usuarios: '¿En qué situaciones es estrictamente necesario hacer una salpingectomía?', '¿Es posible conseguir el embarazo natural con la salpingectomía unilateral?' y '¿Qué es la salpingectomía parcial?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. José Luis Gómez Palomares
Dr. José Luis Gómez Palomares
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Son Dureta de Palma de Mallorca. Tiene una gran trayectoria como ginecólogo especialista en reproducción asistida y, además, es divulgador científico a través del canal en Youtube Feliztividad: hábitos de éxito y diferentes podcast. Más sobre Dr. José Luis Gómez Palomares
Número de colegiado: 280705568
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.