El diagnóstico genético preimplantacional posibilita el embarazo de una pareja con grupos sanguíneos incompatibles en España

El IEF (Instituto Europeo de Fertilidad) junto con la empresa SG (Sistemas Genómicos) ha logrado con éxito el embarazo de una pareja que posee grupos sanguíneos incompatibles. Se trata del primer caso de este tipo en España, en el que se utilizó una técnica mediante la cual se realiza una selección genética de embriones que permite la gestación del feto con un RH negativo compatible con la madre.

1 de octubre 2009

Los protagonistas de este caso son una pareja madrileña que tuvo su primer hijo en 2006 con RH positivo. Al no administrársele a la madre la medicación habitual en este tipo de patologías, la mujer generó anticuerpos que destruyeron los glóbulos rojos del feto en su segundo embarazo, ocurrido en 2008, sufriendo un aborto espontáneo a las veinte semanas de gestación.

Con estos antecedentes, un nuevo embarazo espontáneo se tornaría sumamente peligroso, teniendo en cuenta el alto grado de inmunización de la madre. La única solución viable en este tipo de casos era realizar la técnica denominada DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional), efectuando una selección genética de embriones, utilizándose además un tratamiento de Fecundación in vitro (FIV).

En el mes de mayo fueron definidas tanto la tecnología como las condiciones que serían utilizadas en el DGP y así poder determinar el gen RHD en los embriones de la pareja. También, los estudios genéticos previos fueron complementados incluyendo a algunos familiares de la pareja con el fin de identificar las regiones polimórficas cercanas al gen RHD, asegurando así mayores posibilidades de éxito.

A principios de julio la pareja dio comienzo al ciclo de Fecundación In Vitro en el Instituto Europeo de Fertilidad de Madrid, confirmándose a finales de agosto que la mujer se encontraba embarazada.

Es de destacar que en el IEF fueron obtenidos cuatro embriones de los cuales sólo uno era RH negativo y por ende compatible con la madre, siendo este embrión el transferido al útero e implantado, consiguiéndose así el tan esperado embarazo.

El resto de los embriones que poseen RH positivo fueron congelados, teniendo la pareja un plazo de cinco años para tomar la decisión de donarlos, ya que ellos no podrán utilizarlos.

Este embarazo se encuentra en la decimocuarta semana de gestación y a nivel mundial sólo existen tres publicaciones científicas en las que se presentan cuestiones análogas. El caso fue presentado en rueda de prensa por Alfonso de la Fuente, director médico del IEF, con sede en Madrid, y por el director de la Unidad Genética Reproductiva de SG, ubicada en Valencia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar