Caricias en el vientre de la madre

Por (embrióloga).
Actualizado el 01/11/2010

Un estudio asegura que los gemelos intentan darse caricias en el vientre de la madre.

Un reciente estudio realizado por científicos italianos pone de manifiesto cómo los fetos pueden llegar a establecer su primera “relación social” ya desde el vientre materno. Mediante el análisis de varias parejas de gemelos se concluyó que, a partir de la semana 18 de gestación, el 30% del tiempo del feto lo dedican a intentar alcanzar y acariciar a su gemelo.

Un reciente estudio desarrollado en la Universidad de Padova (Italia) demuestra cómo los gemelos interactúan en el vientre de la madre, se tocan y se rozan casi como si se acariciaran. Según esta tesis, publicada en Public Library of Science One (PLoS ONE), no se trata de un gesto al azar o fruto del movimiento natural de los fetos, sino la primera manifestación de los seres sociales que están destinados a ser.

Resulta fascinante observar cómo se comporta el ser humano antes de nacer. Los embarazos gemelares constituyen una excelente prueba de la interacción entre los fetos previa al nacimiento. Los investigadores de Padova corroboraron como a partir de la semana 14 de gestación se inician gestos y contactos entre los gemelos. De hecho incluso se llegó a observar esta interacción a partir de la semana 11 pero es cierto que en este período existe la posibilidad de que sea fruto del azar o la falta de espacio.

Síguenos en Instagram

La investigación se realizó con 5 embarazos gemelares de cinco madres y el seguimiento se realiza con equipo ultrasonográfico 4D que permite un estudio exhaustivo de la anatomía y bienestar fetal a lo largo de todo el embarazo. Se realizaron 2 sesiones en la decimocuarta y decimoctava semana de embarazo, realizando en cada una de ellas una grabación de 20 minutos que se digitalizaron para estudiar con mayor detalle el movimiento de las manos.

En las semanas más tempranas la interacción entre los fetos es escasa, entre otras razones, debido a su mayor distanciamiento. Conforme avanza el embarazo el grado de interacción aumenta, evidentemente por la proximidad espacial que se ve incrementada, pero también de forma intencionada. No se trata de gestos fortuitos sino que existe un deseo de interacción con el otro que, además, se va perfeccionando.

Los expertos han definido 3 grandes grupos de movimiento a través de este estudio. El primero de ellos es un movimiento de los bebés hacia la pared uterina. Este movimiento es más tosco y menos tierno y cuidadoso que el resto. El segundo sería el que realiza el bebé para tocar su propio cuerpo y por último, movimientos que pretenden alcanzar a su gemelo, estos últimos suelen dirigirse a los ojos y a la boca.

A partir de la semana 15 va aumentando la frecuencia de contacto entre ellos, llegando a ser muy intenso en la semana 18 de modo que el 30% de su tiempo lo invierten en intentar alcanzar y acariciar a su hermano.A medida que madura el sistema neuronal crece de forma natural el interés por la comunicación. El ser humano está naturalmente programado para ser un ser social.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.