Clasificación de los embriones en un tratamiento FIV

En un tratamiento de fertilidad, como la Fecundación in vitro (FIV) se obtienen embriones que se introducen en la mujer a través de la transferencia de embriones. Los embriones obtenidos en el tratamiento son clasificados por el embriólogo. Esta clasificación es de vital importancia, pues influye directamente en el éxito del tratamiento y ocasiona muchas dudas entre los pacientes. La embrióloga de Clínicas EVA, aclara todas las dudas sobre cómo se clasifican los embriones en un tratamiento FIV.

La clasificación embrionaria es el método empleado por los especialistas para valorar la calidad de los embriones y decidir cuál es su destino en el tratamiento. Los embriones con mejores características son los empleados en la transferencia porque tienen una mayor capacidad para implantar y por lo tanto conseguir el embarazo.

Sistema de clasificación para los embriones

El criterio actual en el que se basa esta clasificación, es la morfología. Existen otros parámetros como la tasa metabólica, el estudio genético, etc. que están en proceso de estudio para comprobar si son fiables y verdaderamente pueden indicar el potencial implantatorio de los embriones. Estos parámetros pueden ser el futuro de la clasificación embrionaria, representando una innovación en el ámbito de la Reproducción Asistida.

Sistema de clasificación embrionaria

Como ya hemos explicado, el sistema de clasificación actual está basado en la morfología. Los parámetros evaluados en embriones que se estudian en el día 2 (D+2) y día 3 (D+3) de su desarrollo son:

  • Número de células y ritmo de división.
  • Porcentaje y tipo de fragmentación.
  • Simetría y tamaño de las células.
  • Número de núcleos y presencia de multinucleación.
  • Presencia de vacuolas o inclusiones citoplasmáticas.
  • Presencia de anillo acitoplasmático.
  • Aspecto del citoplasma.
  • Características de la zona pelúcida.
  • Grado de compactación celular.

Los parámetros evaluados en embriones en día 4 (D+4), día 5 (D+5) y día 6 (D+6) son:

  • Grado de compactación de la mórula.
  • Organización del blastocisto.
  • Características de la masa celular interna.
  • Características del trofoectodermo.
  • Grado de expansión del blastocele.
  • Grado de fragmentación.
  • Presencia de vacuolas.
  • Características de la zona pelúcida.

En cuántos grupos se pueden clasificar los embriones

Encontramos distintos sistemas de clasificación embrionaria, que utilizan todos o algunos de los parámetros de evaluación descritos anteriormente. Los sistemas más relevantes son la clasificación propuesta por LucindaVeeck y la clasificación de ASEBIR (Asociación Española para el estudio de la Biología Reproductiva).

Implantación de los embriones

La clasificación de LucindaVeeck propone cinco grados embrionarios (G1, G2, G3, G4, G5) y la clasificación de ASEBIR propone cuatro categorías (A, B, C, D). Correspondiendo el G1 y la categoría A como embriones de mejor calidad y por tanto los que presentan mayor potencial de implantación; los embriones de G5 se corresponden con la categoría D donde se incluyen los embriones con menor potencial implantatorio.

Una vez el embriólogo clafisifica todos los embriones aplicando este sistema, se seleccionan los mejor valorados para la transferencia embrionaria.

Destino de los embriones no transferidos

Otra de las dudas más habituales en los pacientes que se someten a un tratamiento de FIV es saber cuál es el destino de los embriones que no se han utilizado en la transferencia. Estos embriones tienen dos posibles destinos:

  • Vitrificarse: cuando el día de la transferencia existen más embriones con buenas características, éstos se congelarán (vitrificarán) para ser empleados en un tratamiento posterior. Tanto si la FIV no ha funcionado, como si la mujer desea un segundo embarazo si el tratamiento sí que ha tenido éxito. Estos embriones deben tener un mínimo de calidad para garantizar la supervivencia al proceso de vitrificación/desvitrificación.
  • Seguir en cultivo: aquellos embriones que no cumplan el mínimo de calidad necesario para poder ser vitrificados, permanecerán en cultivo embrionario hasta llegar a estadio de blastocisto, desarrollo en día 5 (D+5) o día 6 (D+6) y si alcanzan la estructura de blastocisto podrán vitrificarse.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar