Descubrir la infertilidad masculina

Por (embrióloga).
Actualizado el 02/08/2011

Nuevos descubrimientos sobre la infertilidad masculina. Estudios realizados para comprender con más detalle la infertilidad masculina han sacado a la luz un nuevo dato sobre una proteína, presente en el semen, que podría tener influencia a la hora de que el espermatozoide fecundara al óvulo.

Esta proteína se denomina DEFB126 y, por lo que se sabe, realiza dos funciones muy importantes, la primera es que facilita al espermatozoide atravesar la mucosa cervical y en segundo lugar, promueve el ataque al óvulo para ser fecundado. Esta proteína ha sido descubierta de forma indirecta cuando los investigadores intentaban crear una vacuna para mejorar la concepción.

Tras realizar estudios, los investigadores han llegado a la conclusión de que de la población mundial masculina, el 50% de los hombres presenta una mutación en los genes que codifican esta proteína y el 20% presenta una mutación doble. Ésta se traduce en una población masculina menos fértil y con mayores problemas para tener hijos, hasta un 60% menos de probabilidades para concebir.

Estos datos, obtenidos por un equipo de investigadores internacionales, han sido publicados en la revista médica “Science Traslational Medicine”.

La proteína actúa como una especie de “capuchón” para el espermatozoide que le ayuda a atravesar la mucosa cervical de la mujer para llegar y fecundar al óvulo. Si el espermatozoide no presenta la capucha o está defectuosa encontrará más problemas en su camino para llegar al óvulo. Así pues, ya no es tan importante la cantidad ni la calidad del esperma, sino tener espermatozoides móviles recubiertos con esta proteína.

Con este hallazgo, damos un pasó más allá en el camino de comprender porqué muchos hombres que, aparentemente tienen muestras seminales normales, poseen problemas para tener hijos.

Las siguientes investigaciones sobre esta proteína tratarán de incluir el desarrollo de un test para evaluar si la misma está o no presente en el esperma y también, hay autores del estudio que señalan la posibilidad lejana de poder aislar la proteína para repararla como ya se ha hecho en monos.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Embrióloga
Máster Universitario en Medicina y Genética Reproductivas por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM). Profesora de cursos de Embriología Clínica en la UHM. Miembro y redactora de contenidos científicos en ASEBIR y ASPROIN. Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en UR Virgen de la Vega. Más sobre Teresa Rubio Asensio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.