Estudio sobre el método ROPA

Por (embrióloga).
Actualizado el 01/05/2010

Las parejas de lesbianas pueden ser ambas madres biológicas mediante una nueva indicación para FIV denominada ROPA, Recepción de Ovocitos de la Pareja, para que una de ellas ceda los óvulos y la otra quede embarazada.

El objeto de este estudio no es otro más que el de presentar las nuevas experiencias producidas en el Instituto de Reproducción Asistida CEFER en la formación de un nuevo modelo de familia: dos madres biológicas, lesbianas, donde una de ellas proporciona los ovocitos y la otra es la que sirve para albergar el embrión transferido y quedar embarazada. Los autores han llamado a este nuevo tipo de familia, modelo ROPA (recepción de ovocitos por parte de la pareja). Este es un hecho pionero en España y uno de los primeros a nivel mundial.

En los países donde la técnica del ROPA es legal, ofrece a las lesbianas una forma más fácil, que hace que ambos miembros de la pareja participen para formar una familia, y los médicos que las tratan, estar sensibilizados con el nuevo modelo de familia.

A continuación tienes un índice con los 6 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Introducción

El modelo tradicional de familia en el Occidente (padre, madre e hijos de ambos) se ha ampliado enormemente para incluir a las familias monoparentales, hijos de padres diferentes, hijos adoptados y parejas homosexuales.

En algunos países occidentales, mujeres que no tienen pareja masculina (solteras, divorciadas o viudas) o con pareja femenina (lesbianas) han podido tener hijos a partir de la Inseminación Artificial con semen de donante (IAD) hace ya más de 30 años. La pareja de la mujer inseminada carecía por completo de algún reconocimiento legal sobre esa familia.
Los autores han estado haciendo inseminaciones con semen de donante a mujeres con estas características desde 1977, cuando se creó el banco de semen en España.

En España, en el año 2005, los derechos de las parejas homosexuales se igualaron a los de las parejas heterosexuales (Ley 13/2005). Esta ley ha hecho posible que los dos miembros de una pareja de lesbianas puedan participar del proceso y embarazo si así lo desean: una aportaría los ovocitos que serían inseminados con semen de un donante anónimo, mientras que la otra recibe los embriones y los gesta, en caso de llegar a producirse el embarazo. Los autores llaman a esta técnica ROPA (recepción de ovocitos de la pareja).

Los autores presentan el trabajo realizado con 14 parejas de lesbianas entre febrero de 2007 y junio de 2009, que recurren a la técnica ROPA. El primer bebé niña nacida a través de esta técnica nació en España a través de la citada técnica. Los autores piensan que esta técnica es perfectamente válida y ética en Reproducción Asistida.

Descripción del caso

Con la excepción de los aspectos jurídicos y humanos, la técnica del ROPA es comparable a un proceso de donación de óvulos. Todas las mujeres involucradas en el proceso, debían dar su consentimiento por escrito.

Mujer que proporciona los ovocitos
la estimulación ovárica se llevó a cabo en aquellas mujeres que iban a proporcionar los ovocitos a sus parejas con agonistas de la GnRH (Decapeptyl), FSH recombinante (Gonal F) y hCG recombinante (Ovitrelle). La monitorización se hizo a través de ecografías vaginales junto a medidas de estradiol en sangre. La captación ovárica se llevó a cabo a las 36 horas tras la administración de la hCG recombinante mediante punción ecoguiada transvaginal con aspiración del líquido folicular. Se seleccionó un semen de donante anónimo con fertilidad probada y se usó la técnica de la microinyección espermática (ICSI) para fertilizar los ovocitos.
Mujer que recibe los embriones
la preparación del endometrio se llevó a cabo mediante la administración de agonistas de la GnRH y estrógenos (Progynova). La monitorización del crecimiento del endometrio, se llevó de la misma forma, mediante ecografías vaginales y extracciones sanguíneas para comprobar los niveles séricos de estradiol. La administración de la progesterona (Utrogestan o Progeffik) se inició el mismo día que la pareja se sometió a la punción folicular. La transferencia de embriones se llevó a cabo en día +3 de cultivo embrionario.

Resultados

Se trataron 14 parejas de lesbianas entre febrero de 2007 y junio de 2009, siendo el primer caso de esta técnica ROPA llevado a cabo en el Instituto CEFER. Cuatro parejas se trataron en 2007, cinco en 2008 y cinco más, en el primer semestre de 2009; de las cuales, doce se trataron en Barcelona y dos en el centro que los autores poseen en Valencia.

Mujer que proporciona los ovocitos

La media de edad de este grupo de pacientes fue de 35,1 años oscilando entre los 25 y los 42 años de edad. Ocho de ellas, habían cohabitado y/o mantenido relaciones sexuales con hombres. Una de ellas había estado casada incluso y tenía una hija de cuatro años de edad. Seis declararon no haber tenido relaciones sexuales con algún hombre.

La media de ovocitos metafase II por mujer fue de 9,4, con una oscilación entre 1 y 16 ovocitos. El número de embriones obtenidos fue de una media de cinco, con una oscilación entre 0 y 13 embriones. Sólo en cinco de los casos, se pudo llegar a vitrificar embriones además de la transferencia embrionaria realizada. Tan sólo en el caso de una paciente, de 39 años, no hubo embriones a transferir. Seis de las 14 pacientes tratadas no quería quedar embarazada.

Mujer que recibe los embriones

La media de edad de este grupo era de 34,6 años, oscilando en un rango entre los 25 y los 41 años. Seis habían cohabitado y/o mantenido relaciones sexuales con hombres y ocho declararon que nunca habían tenido relaciones sexuales con hombres.

Se realizaron trece transferencias de embriones, siendo la media de embriones transferidos de dos, con un máximo de tres en tan sólo dos de las mujeres transferidas. Hubo 6 embarazos clínicos de las 13 transferencias realizadas.

Se produjeron dos abortos, nació una niña de una de las pacientes y aún existen tres embarazos en curso, siendo uno de ellos gemelar.

Discusión

A nivel técnico, la técnica del ROPA, no difiere en absoluto de una donación de ovocitos normal y corriente. La diferencia es a nivel humano, puesto que son ambos miembros de una pareja, en este caso de mujeres, los que aportan y gestan los embriones, y cada uno de los miembros tiene una misión, una provee de ovocitos y la otra gesta los embriones. Ambas desean participar del inicio de una nueva familia que es mucho más sencillo en una pareja heterosexual, puesto que es la misma persona a la que se le extraen los ovocitos y se les transfieren los embriones. Este proceso es mucho más profundo y sentimental que en una FIV con semen de donante o una IAD convencional.

La mayoría de los países no permiten el matrimonio entre homosexuales. Algunos países occidentales reconocen los derechos y obligaciones de las parejas homosexuales en su legislación, pero no son comparables a los de las parejas heterosexuales. Las relaciones de pareja homosexuales se llaman “relaciones de hecho” o “uniones civiles”. En Francia se llaman PACS (Pacte Civil de Solidarité), similar a algunos estados mexicanos.

Aquí se enumeran algunos países que permiten el matrimonio y/o las relaciones de hecho entre parejas homosexuales:

– Permiten las relaciones de hecho: Andorra, Francia, Nueva Zelanda, Australia, Alemania, Austria, Reino Unido, Hungría, Colombia, Eslovenia, Islandia, República Checa, Israel, Suiza, Dinamarca, Luxemburgo, Uruguay, Finlandia, Venezuela y algunos estados de Méjico.

– Permiten el matrimonio homosexual: Holanda (desde 2001), Bélgica (2003), Canadá (2005), España (2005), Sur África (2006), Noruega (2009), Suecia (2009) y Portugal (2010).

En los países que esto se permite, como por ejemplo en España, se considera aquella pareja homosexual que acude a un centro de reproducción asistida, con los mismos derechos que una pareja heterosexual, siempre y cuando sea viable. Este nuevo modelo de técnica en reproducción asistida abre una vía de acceso a las mujeres lesbianas de poder ser “madres biológicas ambas”.

En los aspectos éticos, habría que valorar si esto podría ser bueno para el futuro bebé que naciese, además de los aspectos médicos, es decir, si alguno de los miembros de la pareja fuera infértil, pero mientras la homosexualidad esté considerada como legal en el país donde se va a aplicar la técnica del ROPA, simplemente se trataría de hacer una práctica médica adecuada para la pareja.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Marina S, Marina D, Marina F, Fosas N, Galiana N, Jové I. Sharing motherhood: biological lesbian co-mothers, a new IVF indication. Hum Reprod. 2010;25(4):938-41.

Autor

 Mireia  Poveda García
Mireia Poveda García
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Experto Universitario en Biología de la Reproducción Humana por al Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). Profesora del Máster en Biología de la Reproducción Humana en la UMH. Miembro y embrióloga clínica senior por ASEBIR. Colaboradora honorífica en el Departamento de Biología Celular de la Facultad de Medicina de la UMH. Más sobre Mireia Poveda García

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.