Ingesta de alcohol durante el embarazo

Según la guía “Salud infantil y medio ambiente. Una relación de por vida”, editada por la Fundació Roger Torné, la ingesta de alcohol durante el embarazo es una de las principales causas de trastornos congénitos y del desarrollo anormal del recién nacido en nuestro país, y lo más asombroso es que es 100% prevenible.

En Estados Unidos, este problema afecta a un 1% de la población, datos no muy discordes a los que se dan en la Unión Europea; en España se estima un 25% de mujeres embarazadas consumidoras de alcohol, en los Países bajos entre un 35-50% y en Reino Unido e Irlanda un terrible 76%.

Alcohol y salud del futuro bebé

El alcohol ingerido por una mujer embarazada atravesará la placenta y a través del cordón umbilical llegará al bebé pudiendo producir aborto o muerte del recién nacido. La secuela más grave es el “Síndrome Alcohólico-Fetal” (SAF), sufrido por el 10-50% de los hijos de madres consumidoras de alcohol de forma moderada o grave (30-60 gramos de alcohol por día) o aquellas que padecen alcoholismo crónico, y se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Retraso de crecimiento antes y después del nacimiento ( baja talla y bajo peso)
  • Anomalías y malformaciones congénitas:
    – Problemas del funcionamiento del sistema nervioso ( visión, audición, aprendizaje) y retraso mental como trastorno más frecuente y grave (desarrollo del lenguaje, y trastornos de conducta: falta de atención, hiperactividad e impulsividad)
    – Malformaciones craneales (disminución del tamaño de la cabeza)
    – Malformaciones faciales ( cara típica del SAF: cavidades oculares pequeñas, caída de los párpados, estrabismo, nariz pequeña con puente nasal ancho y labio superior fino)
  • Otros problemas (malformaciones en otros órganos y aparatos como corazón, riñones o huesos)

La ingesta de pequeñas cantidades de alcohol en madres embarazadas puede dar lugar al “Efecto Alcohólico Fetal” (EAF) una expresión no completa del SAF, con síntomas comunes que revisten una menor gravedad, incluso existen casos en los que el bebé aparentemente no ha sido afectado.

2 comentarios

  1. avatar
    G@ttitadeJ

    No hay tratamiento para curarlo antes parto

  2. usuario
    erica

    q interesante!!!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar