Trabajo y embarazo, ¿son compatibles?

Por (embrióloga).
Actualizado el 09/06/2016

Son muchas las circunstancias por las que el embarazo y la vida laboral no son compatibles. En algunas ocasiones, la causa viene del embarazo en sí, por ejemplo, por tratarse de un embarazo de riesgo que requiere reposo. En otros cosas, por el contrario, es el trabajo el que afecta a la gestación.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Puedo trabajar?

También existen situaciones en las que trabajo y embarazo son totalmente compatibles y de hecho la mujer mantiene su actividad hasta el momento del parto.

El tipo de empleo que tenga la mujer embarazada será clave a la hora de determinar si puede seguir trabajando y hasta qué momento de la gestación. Si la ocupación de la embarazada implica un esfuerzo físico excesivo o supone un riesgo para la evolución normal del embarazo o para el desarrollo fetal adecuado, la gestante deberá dejar de trabajar durante prácticamente la totalidad del embarazo.

Debe ser el médico que controla el embarazo el que estudio el posible riesgo laboral y determine el momento adecuado de solicitar la baja.

¿Cuándo debo coger la baja de maternidad?

Si el trabajo que realizas transcurre en un entorno seguro y tu salud durante el embarazo es buena, podrás continuar tu actividad laboral prácticamente hasta el día del parto o pocos días antes del mismo.

No obstante, lo más habitual, es que la embarazada solicite la baja en el último mes o al menos las últimas semanas de gestación, pues el aumento de peso y los cambios fisiológicos pueden hacer que te sientas más cansada, irritable o incluso llegues a marearte o sentirse mal.

También existen algunas mujeres que durante los nueves meses que dura el embarazo, o al menos los seis últimos, simplemente reducen su ritmo de trabajo o realizan actividades más calmadas dentro de su puesto laboral.

En cualquier caso, dependerá del tipo de trabajo a realizar. Algunos estudios indican que las siguientes actividades pueden aumentar la probabilidad de parto prematuro, presión arterial elevada o bajo peso al nacer:

  • Trabajos con gran desgaste físico
  • Trabajos en los que se requiera levantar cosas pesadas
  • Trabajos que supongan muchas horas en la misma posición
  • Trabajos con horarios irregulares o excesivos

Algunos de los trabajos en los que se adjudica la baja directamente tras conocerse la noticia del embarazo por los posibles riesgos son: guardia civil, bombera, policía, cualquier ocupación relacionada con la aviación, empleos que impliquen contacto o exposición a sustancias tóxicas, etc.

Embarazo de riesgo

Aunque el trabajo sea sencillo y no implica un esfuerzo físico adicional o no suponga un riesgo para la salud de la gestante y/o del futuro bebé, puede que el médico recomiende dejar de trabajar por considerar que se trata de un embarazo de alto riesgo.

Algunas de las situaciones que pueden llevar a esta determinación son:

  • Diabetes
  • Cáncer
  • Hipertensión
  • Epilepsia
  • Infecciones
  • Edad materna avanzada
  • Abortos previos
  • Obesidad
  • Amenaza de aborto
  • Otros problemas de salud o enfermedades concretas

También el embarazo múltiple puede ser un a situación de riesgo por la que el médico recomiende la baja. Aunque muchos embarazo dobles transcurren con normalidad, el riesgo para la madre así como para la evolución fetal es mayor en comparación con una gestación única y por tanto, puede que sea necesario realizar reposos, especialmente durante los últimos meses.

A pesar de todas estas recomendaciones, es importante tener en cuenta que cada embarazo es diferente y que por tanto, la necesidad o no de dejar el trabajo la debe decidir la propia mujer siempre considerando el consejo médico y siguiendo las indicaciones establecidas para cada tipo de trabajo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.