Las técnicas de reproducción asistida todavía un tema tabú en algunos países

La reproducción asistida en España está cada vez más extendida y en nuestro país es cada vez más común oír hablar de personas que recurren a las técnicas de reproducción asistida, normalizando el acceso a estas técnicas, aunque hay un 50% que aún temen el rechazo social por ser usuarios de técnicas de reproducción asistida. Esto no ocurre del mismo modo en todos los países.

Institut Marquès ha llevado a cabo la primera encuesta realizada a pacientes para comprobar cómo es el grado de comunicación de los pacientes de reproducción asistida con su entorno.

Para ello, se recogió las opiniones de 952 pacientes procedentes de 10 países distintos. A las parejas se les facilitó un cuestionario el día de la transferencia de embriones, en el que eran consultados acerca del grado de confidencialidad con el que comparten el acudir a una clínica de reproducción.

Los resultados del estudio muestran que las parejas con problemas para concebir tienen la misma necesidad de compartir sus dificultades con sus allegados, independientemente de las restricciones legales y la tradición cultural y religiosa del país, aunque no entren en detalles con respecto al tratamiento que han realizado.

Transparencia uso técnicas de reproducción

Diferencias de normalización según el país

Irrefutablemente, la consideración social está ligada a la tradición cultural y religiosa de cada región, y se ve condicionada por la legislación.

Se cumple que, en países donde las técnicas de reproducción están limitadas en ciertos tratamientos, como en Italia o Alemania donde no se permite la donación de óvulos, los usuarios tienen más reparos a la hora de contar a sus familiares y conocidos que están sometiéndose a un tratamiento de reproducción asistida. En el caso de los países como España o Gran Bretaña en la que las técnicas están permitidas y cubiertas por el sistema público, la visibilidad social y la aceptación de las técnicas está mucho más extendido.

En Italia, el 71% de los pacientes consideran tabú la infertilidad, en el caso de Irlanda y Alemania este porcentaje se reduce pero sigue siendo significativo, con un 56% y un 60% de los pacientes opinan que el tema despierta prejuicios y recelos en su país.

La Dra. Marisa López-Teijón, Jefa de Reproducción Asistida de Institut Marquès y autora del estudio defiende que en España la situación es mejor que en el resto de países europeos y según los datos se relaciona con una legislación más permisiva y un entorno menos condicionado desde el punto de vista de la Religión.

En el global de pacientes, un 77% indica la importancia que tiene para ellos poderlo compartir con sus allegados, independientemente de la situación social que se viva.

Distintas posturas ante la reproducción asistida

Situación de la aceptación reproductiva en España

Según los resultados del estudio, 8 de cada 10 parejas españolas comentaron que estaban haciendo el tratamiento. Un 30% lo hablaron con familia, amigos y compañeros de trabajo un 20% a su familia y amigos y un 50% restringió la información a su familia.

A la hora de compartir la experiencia en internet sólo un 17% de los pacientes opta por usar foros y redes sociales, y a la hora de exponer su caso en un medio de comunicación un 64% no lo aceptaría.

Según la Dra. Marisa López-Teijón, aunque cada día el empleo de técnicas de reproducción asistida se hace más patente, la infertilidad y recurrir a una clínica de reproducción sigue siendo un tema tabú ya que la fertilidad masculina sigue asociándose con la virilidad, la maternidad sigue considerándose prioritaria como rol de la mujer y las dificultades para tener hijos continua en ocasiones viéndose más como una vergüenza que como un problema médico a solucionar.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar