Ponencia de Bienestar Oporto 31 «¿Cómo afrontar un tratamiento de fertilidad?» en inviTRA 2014

Por (embrióloga).
Actualizado el 27/02/2015

Asumir que se es estéril y afrontar la necesidad de un tratamiento de reproducción asistida para poder formar una familia no es un proceso fácil para una persona. Las profesionales de Bienestar Oporto 31 nos hablan sobre ello en el siguiente vídeo.

Lo más importante a la hora de afrontar un tratamiento reproductivo es conocer qué es lo que se está haciendo, cuál es el objetivo y hacia dónde nos dirigimos. Para ello es imprescindible determinar los factores que intervienen en el camino hacia el embarazo.

Uno de los factores implicados son las emociones a las que una persona se enfrenta; conocer cuáles van a ser las emociones que se van a presentar durante el tratamiento, podré afrontarlas de mejor manera y por lo tanto sobrellevar el proceso de fertilidad de una forma más cómoda.

Una de las primeras emociones que se experimenta es la incertidumbre, seguida de la negación por el shock que crea descubrir la infertilidad en uno mismo. Otras emociones que surgen en los primeros momentos son:

  • Sentimiento de culpa
  • Sufrimiento
  • Angustia
  • Desesperación
  • Estrés

Estas emociones pueden padecer exageradas o tremendistas pero son lógicas por el impacto que supone someterse a un proceso de reproducción asistida. A estas primeras emociones se deben añadir otras que aparecen de manera más tardía, a medida que avanza la consecución del tratamiento. Hablamos de la ansiedad generada por el estrés, la pérdida de control y la frustración.

Afrontar el tratamiento de fertilidad

Cómo recorrer el camino del tratamiento reproductivo cargados con todos estas emociones no es fácil. Debemos escoger el modo en que queremos afrontar el viaje y elegir el mejor medio de transporte, metafóricamente hablando.

Las psicólogas clínicas de Bienestar Oporto 31 nos propones enfrentarnos a la infertilidad y a su tratamiento paliando el impacto y la carga emocional que supone este proceso.
Uno de los factores más importantes es la información, conocer bien los tratamientos, los procesos y las opciones. Además, es importante reducir el estrés y tener expectativas optimistas pero sobretodo realistas.

Recorrer el camino de la fertilidad

Por otra parte es también muy importante buscar el apoyo social de amigos y familiares así como el asesoramiento más adecuado de los profesionales capacitados. Además, se debe resaltar la importancia de evitar las situaciones de ansiedad y no olvidar la vida en pareja.

El papel de la psicología

Existen estudios que determinan que no por estar en tratamiento psicológico se va a mejorar la fertilidad o se va a poder tener un hijo más fácilmente. Sin embargo, si una persona se encuentra en un estado emocional más fuerte, estable y sólido, la lucha será mucho más soportable y cómoda.

El papel que juega la psicología no es más que el de acompañar en este largo proceso de la búsqueda del embarazo y dar un poco de luz, ánimo y calor ante todo este camino que en algunas ocasiones puede resultar distante o frío.

El tratamiento psicológico como acompañamiento al tratamiento reproductivo puede suponer las herramientas necesarias para normalizar la ajetreada montaña rusa de emociones en la que nos subimos cuando descubrimos la infertilidad.

Amortiguar las frustraciones y dar respuesta a las continuas inquietudes puede ayudar mucho a la hora de afrontar y someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.