Postergar la maternidad sin afectar a la fertilidad

El estilo de vida actual ha provocado que las mujeres hayan pospuesto su maternidad, que actualmente se sitúa como media en los 31 años el primer hijo. Por desgracia, la edad fértil de la mujer del S.XXI sigue siendo la misma que la de 1950 y sabemos que a partir de los 35 años tanto la reserva ovárica como la calidad ovocitaria cae en picado.

Pues bien, actualmente, la ciencia nos da la oportunidad de preservar la fertilidad, gracias a la Vitrificación de óvulos.

La Vitrificación de óvulos es una técnica de Reproducción Asistida que consiste en congelar los óvulos, pudiendo elegir así el momento de ser madre.

El Instituto Murciano de Fertilidad o IMFER, que además fue el primer centro autorizado de la Región de Murcia en realizar esta técnica, nos recuerda que para obtener éxito en la vitrificación ovocitaria, ésta se debe realizar antes de los 35 años para conservar la edad genética.

Se ha demostrado que esta técnica es la mejor elección para aquellas mujeres que por cuestiones profesionales, sociales y/o emocionales desean posponer la maternidad. Además, con esta técnica se amplía la posibilidad de la maternidad para aquellas mujeres con baja respuesta ovárica y pacientes oncológicas.

El dr. Miguel Ángel Fernández, Jefe del Laboratorio de Fecundación in vitro de IMFER, nos explica que “la vitrificación permite preservar la fertilidad en mujeres jóvenes que reciben el diagnóstico de una patología mamaria maligna durante la etapa reproductiva y requiera quimioterapia”. Por lo que estas pacientes pueden disponer de sus óvulos tras superar el cáncer y así iniciarse en el camino de la maternidad.

Fuente: Instituto Murciano de Fertilidad

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar