Consumir procesados cárnicos empeora la calidad seminal

Un estudio americano encuentra una relación entre el consumo de los embutidos, salchichas, bacon y demás procesados cárnicos que reduce el éxito reproductivo.

Un grupo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard han publicado un estudio cuyos datos se han presentado en el último congreso de la ASRM (Sociedad Americana de Medicina Reproductiva) que expone que el consumo diario de productos de carne procesada provoca un descenso en la tasa de espermatozoides con una morfología normal.

La ingesta de productos cárnicos daña la calidad espermática

La investigación se realizó en 156 hombres que estaban sometiéndose a tratamientos de fecundación in vitro, y fueron llevados a cabo el análisis de 364 muestras de esperma, para correlacionar las características seminales con los hábitos alimenticios.

La morfología espermática empeora con los procesados cárnicos

Los resultados arrojan interesantes conclusiones: aquel grupo de hombres que tenía una dieta rica en carne procesada, tenía una tasa de espermatozoides morfológicamente normales de un 5,5% mientras que aquel grupo control, con una dieta más saludable, tenía una tasa de espermatozoides con morfología normal en torno a un 7,2%.

Aun más, se vio que las personas que habían enriquecido su dieta con pescado blanco, el azul se excluyó por su alto contenido en grasa, tenían también una mejor calidad seminal.

Una dieta rica en pescado blanco mejora la morfología del semen

“Hemos encontrado el efecto de la ingesta de carne procesada de baja calidad y del consumo del pescado”, indica la Dra. Afeiche al diario británico Daily Mail. Sin embargo, el doctor Allan Pacey, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, se muestra menos entusiasta, y aunque reafirma la relación directa existente entre el consumo de frutas y hortalizas y la mejor calidad seminal, opina que pese a los prometedores resultados obtenidos, se requiere ampliar los casos estudiados para poder afirmar contundentemente que la calidad seminal empeora con el consumo diario de estos cárnicos.

Por lo tanto, las investigaciones demuestran que hay una relación cada vez más clara entre los hábitos alimenticios y la salud reproductiva de una pareja. Así pues, no nos queda otra que apuntarnos a la vida sana y así estar en forma para propiciar la llegada de nuestro bebé. ¡Mucho ánimo a todos y a comer sano!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar