Endometriosis y reproducción asistida

La endometriosis, afectación clínica definida hace más de 100 años, puede ser definida como la presencia de tejido endometrial funcional implantado fuera de la cavidad corporal uterina, más frecuentemente en la cavidad pélvica. La presencia de lesiones de endometriosis extra pélvica, aunque menos frecuente, ha sido ampliamente documentada.

Los síntomas habitualmente asociados, dolor e infertilidad, resultan de la hemorragia cíclica que ocurre de las lesiones para los tejidos adyacentes, produciendo una reacción inflamatoria más o menos extensa y, en última instancia, la formación de adherencias y alteraciones anatómicas, es una regla fuera del útero.

La asociación entre endometriosis, dolor crónico e infertilidad provocan una elevada tasa de morbilidad y enormes costes sociales. Investigaciones de los Estados Unidos estiman una prevalencia del orden del 7% en las mujeres en edad reproductiva, en la población infértil es aún más elevada, variando entre el 5 y el 50% de mujeres afectadas por esta patología.

Técnicas de reproducción asistida por grado de endometriosis

En las situaciones de endometriosis mínima o ligera puede estar indicada la inseminación intrauterina (IIU), en los casos de endometriosis moderada o grave puede ser apropiado el recurso a la fecundación in vitro (FIV) o a la microinyeccion intra-citoplasmática de espermatozoides (ICSI), si hay factor masculino que lo justifique. El uso de estas técnicas depende de múltiples factores (edad del cónyuge femenino, duración de la infertilidad, presencia de otros factores asociados).

La inseminación intrauterina, con estimulación ovárica previa, aumenta la tasa de embarazo en mujeres con endometriosis leve-moderada en ausencia de patología tubárica, si las trompas son permeables. El número de IIU que podemos proponer a pacientes con endometriosis no está establecido pero después de 3 o 4 ciclos la tasa de fecundidad no aumenta por incrementar los intentos.

La FIC/ICSI es la técnica de reproducción asistida de elección en los casos de endometriosis moderada-severa ya que superamos las alteraciones anatómicas, porque transferimos el embrión directamente en el útero, y a través de la estimulación ovárica conseguimos el desarrollo multifolicular para intentar conseguir mayor cantidad de ovocitos maduros y por tanto elevar la tasa de fecundación.
Endometriosis y reproducción asistida

Criterios de intervención quirúrgica de la endometriosis

El tratamiento quirúrgico de la endometriosis previo a FIV/ICSI debe ser individualizado caso a caso, ya que la extirpación quirúrgica de un endometrioma, quiste ovario producido por tejido endometrial, provoca una disminución de la respuesta del ovario operado que se traduce en la obtención de un menor número de ovocitos y de embriones, muchas veces con la necesidad de mayor dosis de hormonas gonadotrofinas y mayor duración de la estimulación.

Por ello las recomendaciones de la European Society of Human Reproduction and Embryology (ESHRE) y del Royal College of Obstetricians and Gynaecologist (RCOG) son que la cirugía debe considerarse si se verifica presencia de endometriomas de más de 4 cm, en endometriomas que dificulten la punción ovárica, cuando exista riesgo de ruptura durante la punción ovárica, o riesgo de recurrencia de absceso ovárico, complicación grave de una infección. También se indica en presencia de sintomatología dolorosa, imposibilidad de excluir patología maligna o la presencia de hidrosálpinx, bloqueo y acumulación de líquido en las trompas de Falopio.

Dr. Moisés Moreira Pacheco
Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Maternidad Belén

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar