Generación de espermatozoides a partir de células madre adultas

Investigadores de la Universidad de Stanford y de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Montana han logrado reproducir la formación de espermatozoides hasta su estado inmaduro en testículo de ratón a partir de células adultas de varones humanos.

Las células madre son una herramienta de gran potencial, y cada vez más su funcionamiento es desgranado gracias al trabajo de muchos grupos de investigación que se dedican al estudio de los mecanismos de diferenciación dirigida.

Los espermatozoides se forman en el testículo en un proceso llamado espermatogénesis en el cual, partiendo de las células pluripotentes llamadas espermatogonias, se divide el material genético y se dan las transformaciones necesarias para que se genere el espermatozoide con la mitad de información genética de una célula somática (cualquier célula excepto los gametos ) y la forma tan característica como la conocemos.

Forma del espermatozoide

Células madre con pluripotencia inducida IPSc

Las células de nuestro cuerpo pueden retornar al estado de célula indiferenciada, capaz de derivarse a cualquier tipo celular. Este es un gran hallazgo, pero el problema radica en dar a estas células las señales adecuadas, para dirigir su especialización hasta las células del tejido que nos interese.

La importancia de este estudio reside en que, una vez desdiferenciadas las células humanas, se inyectaron en el testículo de ratón y se produjo espontáneamente la división celular y las transformaciones celulares hasta dar lugar a un espermatozoide inmaduro. Los investigadores explican que no se llegó a alcanzar el último estado de espermatozoides funcionales debido a las diferencias moleculares existentes en la formación de los espermatozoides murinos (de ratón) y humanos.

Para la investigación se llevó a cabo la recolección de muestras de tejido de hombres azoospérmicos y se comprobó que sus células desdiferenciadas inyectadas en los túbulos seminíferos de los ratones también provocaban la diferenciación a espermatozoides inmaduros.

Importancia del estudio de espermatogénesis inducida

La autora principal del estudio, Renee Reijo Pera defienden que sus “resultados son los primeros en ofrecer un modelo experimental para estudiar cómo se desarrollan los espermatozoides”.

Quizás el futuro de este hallazgo sea transplantar células madre de pluripotencia inducida en túbulos seminíferos de varones infértiles, en los que se ha visto que el defecto genético que conlleva la infertilidad es una pérdida de un fragmento cromosómico del cromosoma Y pero que no es congénito, sino que se produce posteriormente a las primeras divisiones embrionarias.

Lo que está claro es que este modelo in vivo de producción espermática a partir de células desdiferenciadas va a permitir profundizar en el tratamiento de los problemas de infertilidad de los varones relacionados con el defecto en la producción de espermatozoides.

Formación espermatozoides

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar