Implantan vaginas artificiales a mujeres con agenesia mulleriana

Los avances de la ingeniería de tejidos, llamada ingeniería tisular, han permitido desarrollar órganos en el laboratorio. El último logro ha sido desarrollar vaginas artificiales e implantarlas con éxito en el organismo.

El estudio contó con la participación de cuatro mujeres con el Síndrome Rokitansky-Küster-Hauser que presentaban ausencia de vagina y que, gracias a este implante han conseguido llevar una vida sexual normal.

Se tomaron células epiteliales y musculares de la vulva de las jóvenes y se cultivaron para multiplicar su número. Después, se colocaron en matrices biodegradables de origen porcino con forma de vagina. De esta forma se obtuvo una estructura tridimensional con forma de vagina que se implantó a las pacientes.

Durante ocho años se ha seguido la evolución de las mujeres y se ha evaluado el estado del tejido, su funcionalidad y su integración con el resto del organismo. Además, mediante un cuestionario sobre su vida sexual se midió el grado de satisfacción.

Los resultados mostraron que la funcionalidad y la estructura del órgano eran normales y que, además, las jóvenes no presentaron problemas en las relaciones sexuales. La lubricación, la satisfacción y los orgasmos eran normales.

Vagina desarrollada en el laboratorio

Hasta ahora el tratamiento de esta alteración consistía en estirar la piel o utilizar injertos. Sin embargo, los resultados obtenidos con estas técnicas no eran muy buenos.

Otra opción para el tratamiento es el trasplante de útero, lo cual permitiría a estas mujeres ser madres y gestar en su propio vientre a los futuros hijos. Sin embargo esta técnica es aún muy controvertida.

Se están realizando los primeros trasplantes en algunos países pero aún no se sabe con certeza si es segura y eficaz para albergar un embarazo.

Son necesarias nuevas investigaciones sobre este tema, pero estos casos sugieren que las vaginas artificiales pueden ser una buena opción para los casos de agenesia mulleriana que requieran una reconstrucción vaginal.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar