La azoospermia se relaciona con la propensión a cáncer

Según un estudio llevado a cabo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos), los hombres diagnosticados de azoospermia son más propensos a desarrollar cáncer.

En concreto, el diagnóstico de azoospermia antes de los 30 años conlleva un riesgo ocho veces mayor de cáncer. El riesgo de estos hombres es similar al de hombres diez años mayores.

Azoospermia y cáncer testicular

Existían evidencias de que hay una relación entre infertilidad masculina y cáncer testicular pero este último estudio, publicado en la revista Fertility and Sterility, sugiere que el riesgo de cáncer va más allá del testículo. Los tipos de cáncer detectados varían desde tumores de cerebro, próstata y estómago, así como melanomas, linfomas, cáncer testicular y cáncer de intestino delgado.

El estudio se basa en datos recogidos en el Registro de Cáncer de Texas y el Baylor College of Medicine de Houston. La población de estudio fue de 2238 hombres infértiles, con una edad media de 35.7 años, de los cuales 451 fueron diagnosticados de azoospermia.

Los resultados del estudio muestran que 29 hombres fueron diagnosticados de cáncer en los 6 años siguientes al diagnóstico. Es un número más elevado del previsto en comparación con la incidencia de cáncer masculino en la población total.  Además, la mayoría de hombres diagnosticados de cáncer eran azoospérmicos. Su riesgo de padecer cáncer es 3 veces mayor que el de los hombres de la población general.

El hallazgo sugiere que los defectos genéticos que conducen a la azoospermia también pueden influir en la propensión de los hombres al cáncer. Sería posible que compartiesen causas genéticas como en el caso de fibrosis quística.

Defectos genéticos, azoospermia y cáncer

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar