Causas del embarazo ectópico

Por (embrióloga).
Actualizado el 14/04/2016

Tras la fecundación, el embrión desciende por las trompas de Falopio, donde ha tenido luagr la unión óvulo-espermatozoide, hasta el útero e implante en el endometrio para dar lugar al embrazo. Cuando la implantación embrionaria se produce en un lugar que no es el endometrio, se produce el embarazo ectópico.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Causas

La causa más común por la que se suele dar un embarazo ectópico es una malformación, estrechamiento u obstrucción de alguna de las trompas de Falopio,lo cual impide que el embrión descienda y realice su recorrido normal hasta el útero.

Aunque esto es lo más habitual, también existen otros factores que pueden influir en la aparición del embarazo ectópico, como por ejemplo:

  • El tabaquismo. El riesgo de embarazo ectópico se multiplica por 2 cuando la mujer fuma más de 20 cigarrillos al día. Este riesgo es debido al efecto tóxico que la nicotina ejerce sobre el medio tubárico.
  • El uso de determinados anticonceptivos. Las pastillas anticonceptivas contienen hormonas como progesterona y estrógenos que pueden hacer más lento el paso del embrión a través de las trompas de Falopio, favoreciendo la implantación en éstas.

    También el dispositivo anticonceptivo intrauterino (DIU) puede aumentar el riesgo de contraer una infección pélvica o causar inflamación de las trompas, e indirectamente aumentar el riesgo de embarazo ectópico.

    En los DIU que liberan progesterona, al igual que las pastilla anticonceptivas, se sabe que esta hormona puede provocar un movimiento más lento del embrión a través de las trompas.

  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), también conocida como salpingitis, cursa con inflamaciones de las estructuras pélvicas, el útero y las trompas de Falopio. Esto puede provocar un impedimento mecánico en el paso del embrión hacia el útero llevando al embarazo ectópico.

    La EIP puede ser provocada por alguna enfermedad de transmisión sexual. El agente causal más conocido es un tipo de Clamidia, Chlamydia trachomatis.

En el 50% de los embarazos ectópicos existe este antecedente clínico. El estudio detallado de la mujer y la situación personal de cada embarazo es muy importante para determinar la causa o causas y evitar que ocurra de nuevo.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo que pueden llevar al embarazo ectópico, destacamos:

  • La endometriosis: es el crecimiento de tejido del endometrio fuera del útero, en otras partes del cuerpo. Esto puede provocar una alteración tuboperitoneal, es decir, una alteración en las trompas o en el espacio tubo-ovárico.
  • Los desequilibrios hormonales provocados por la acción antiestrogénica del citrato de clomifeno en los tratamientos de inducción de la ovulación. Estos fármacos pueden provocar alteraciones en la motilidad tubárica.
  • La existencia de embarazos ectópicos previos multiplica entre 7 y 10 el riesgo de tener un nuevo embarazo ectópico. Aunque es cierto que este factor va generalmente asociado a otros.
  • La ligadura de trompas o una posterior recanalización tubárica pueden aumentar el riesgo de sufrir un embarazo ectópico, al igual que otras operaciones como la apendicectomía, que pueden provocar el desarrollo de adherencias peritoneales.

Embarazo ectópico por FIV

Hay que tener en cuenta también que el desarrollo de las técnicas de reproducción asistida supone la aparición de un nuevo factor de riesgo del embarazo ectópico.

Si nos centramos en los embarazos ectópicos provocados por las técnicas de reproducción asistida, concretamente la fecundación in vitro, ya sea mediante FIV convecional o mediante ICSI (inyección intracitoplasmática de embriones), se debe destacar que la causa por la que los embriones pueden salir fuera de la cavidad uterina e implantar en otro lugar se debe en parte a la propia técnica de la transferencia de embriones.

En este sentido influyen factores como el volumen de líquido que se transfiere, la localización de la cánula de transferencia en el fondo uterino, la manipulación uterina, la experiencia del especialista, etc.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Embrióloga
Máster Universitario en Medicina y Genética Reproductivas por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM). Profesora de cursos de Embriología Clínica en la UHM. Miembro y redactora de contenidos científicos en ASEBIR y ASPROIN. Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en UR Virgen de la Vega. Más sobre Teresa Rubio Asensio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.