Controversia sobre la relación entre la cesárea y la obesidad en los hijos

Un estudio australiano ha demostrado que los bebés que nacen por cesárea no tienen más propensión a la obesidad que los que nacen por vía vaginal.

En el estudio participaron 2625 personas nacidas entre 1981 y 1983 en un hospital de Brisbane, Australia. Los participantes proporcionaron distinta información como la edad y el peso materno en el embarazo, la presión, el peso de los hijos en el momento del nacimiento y, finalmente, la altura, peso y diámetro de cintura a los 21 años.

Los investigadores hallaron que estos factores y el tipo de parto de cada participante no estaban asociados.

Estos resultados no respaldan la idea de que la cesárea es la causa de la obesidad infantil y su reciente aumento en la población general. Según los autores hay que considerar otros factores como el peso y las enfermedades maternas que elevan el riesgo de obesidad o el tipo de lactancia de los bebés.

Según los especialistas, estos resultados son positivos para las mujeres ya que demuestran que tener un bebé por cesárea no condena a los hijos a padecer obesidad ya que hay muchos factores que influyen y la asociación propuesta en otros estudios no es sólida.

La cesárea sí aumenta la tendencia a la obesidad

Sin embargo, otros estudios recientes afirman que las cesáreas aumentan la tendencia a la obesidad.

Según estos estudios el contacto con la flora intestinal materna durante el parto vaginal es fundamental para establecer la flora de los hijos. En las personas nacidas por cesárea este contacto no se da y la deficiencia de bacterias en el intestino aumenta la probabilidad de sufrir obesidad o sobrepeso.

Se ha llegado a afirmar que la obesidad se convertirá en una pandemia mundial y que está causada en gran medida por el aumento de cesáreas.

Tanto unos como otros están de acuerdo en que las cesáreas conllevan más riesgos que los partos naturales y que por tanto siempre que se pueda se debe intentar tener un parto natural.

Sin embargo, la relación de la cesárea con la obesidad es aún cuestionable.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar