Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 31/01/2012

Ayer fue operado un bebé de tres años que nació en Perú con un gemelo parásito de 25cm en su addomen. El feto que llevaba en su interior pesaba 700 gramos, por suerte para la supervivencia del niño, el gemelo no se desarrolló al 100%.

Los padres estaban esperando el nacimiento de sus hijos gemelos y se sorprendieron mucho al ver que solo nacía un niño, pero no solo eso, sino que además, éste llevaba en su interior al esperado hermano.

El recién nacido sufrió desde el primer momento de dolores abdominales y finalmente tras realizar las pruebas oportunas se descubrió el motivo de esas molestias.El fin de todos los estudios que se le realizaron al bebé, no era otro que poder descartar enfermedades, lo que condujo a los médicos a descubrir el extraño suceso que se da en 1 de cada 500 mil niños nacidos vivos.

Este tipo de casos son alarmantes, y mucha gente no deja de remitir cierta responsabilidad a los padres, ya que si se sigue con interés y atención el embarazo, si se hacen todas las pruebas recomendadas, etc, lo normal es que este tipo de casos se detecten previamente. No obstante también queda esa parte de “culpabilidad” destinada al equipo médico encargado de hacer el seguimiento de este embarazo en concreto, aunque lo cierto es que hay casos en los que la naturaleza nos juega una mala pasada sin dejarnos apenas margen para poder solucionar, en este caso, el parásito gemelar que contenía el recién nacido en su abdomen.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.